Google+ Followers

jueves, 11 de mayo de 2017

la crítica: SING STREET

NO ES UN MUSICAL.
Una breve sinopsis: Dublín, años 80. ¿Cómo nacen todos los grupos de rock? Pues porque un romántico se enamora de una chica, y esta es la mejor manera de impresionarla. Pues esto es básicamente Sing Street.
El director de Begin Again, John Carney,  vuelve a su Irlanda natal con una película juvenil y desenfadada (el topicazo dialéctico del día).
Esta es mi canción preferida.


Muy superior a la anterior, aunque no lo parezca, este relato semiautobiográfico nos muestra a un muchacho, típico inadaptado al colegio religioso donde lo han inscrito, que pronto se enamorara de una chica con aspiraciones a ser modelo, y que está loca por la música y los videoclips. Pues nada, ya tenemos a la estrella y a su  musa, ¿qué nos falta? Pues nos falta el grupo. El protagonista se rodea de los chicos mas pintorescos de su escuela. Y solo uno de ellos, que es el verdadero músico (el Paul McArtney del grupo) enseñará al resto a tocar. Incluido al protagonista, cantante y letrista de la formación.
                        
Las canciones de la película son simplemente geniales, influenciadas por The Cure, Spandau Ballet, Duran Duran, pero todas originales e interpretadas realmente por el reparto del film.
Los actores:
Ferdia Walsh-Peelo es Conor, el precursor de esta banda llamada Sing Street. Este jóven actor y músico es sin duda el motor de la película. Gran elección por parte del director y guionista Carney.

Kelly Thorton es Ann. El love interest de Conor. Sin ella, no habría banda, ni película. Como siempre, la inspiración que todo hombre necesita para hacer algo interesante en la vida. Otro gran descubrimiento del director que ya está rodando sendos proyectos en Hollywood. No es simplemente una cara bonita. Hay mucho mas tras esa apariencia frágil y bella. Una complejidad que solo atisbamos pero que si arañamos un poco en la superficie, en seguida encontramos multitud de capas.
Mark Mackenna es Eamon, el  verdadero músico de la banda. Es el otro tapado del film. Con menos escenas que el protagonista se las roba plano a plano. Oiremos hablar de él en el futuro de nuevo.
Jack Reynor es el hermano de Conor. Reynor protagonizó Transformers 4 pero brilla mucho mas en este pequeño papel donde interpreta al mentor y consejero de su hermano pequeño. Además sirve de contrapunto cómico del film.
Sing Street es nostálgica , divertida, original, independiente, y comercial (sí, independiente y comercial caben en la misma frase).
Normalmente pongo fotos de la película, en este caso pondré vídeos de los mejores temas.
Por cierto, la nota. Un puto 10.
Sigue así Carney!!!


viernes, 5 de mayo de 2017

la crítica: JOHN WICK PACTO DE SANGRE


Parece mentira pero el chico que me vendió la entrada no sabía que esta era una secuela, lo que me hizo pensar que quizás debieron haber estrenado la primera parte en las salas comerciales españolas (...)
John Wick 2, o como hacer una película de alto presupuesto con cuatro perras.
Vamos al asunto. El codirector de la primera firma en solitario esta Pacto de Sangre. No es una continuación al uso, porque en vez de centrarse en la venganza inacabada de la primera, lo despacha en los primeros tres minutos, que sirven de prólogo para lo que nos espera, al mas pulo estilo de la escena inicial de las películas de James Bond.
 En John Wick 2 he tenido en cierta medida la misma sensación  cuando vi Matrix en el cine. Me explico, vi algo distinto, algo bien hecho, que ponía físicamente al límite a su protagonista. No nos engañemos, Reeves ya pasa los 50, parecería que quiero decir que ya está en baja forma. Todo lo contrario, en esta secuela mejora en técnica y en disciplinas empleadas en la acción, dejando en pañales el fakefu de Matrix y haciendo que la primera parte pareciera un ensallo de esta.
Keanu Reeves sigue en forma. Esta segunda parte cumple con el dogma de las secuelas. Esto es potenciar lo que funcionó en la primera y eliminar lo que no. Por tanto el tema de que le han matado al perro ya no sirve, es por ello que la película ahonda en como es el mundo de esta sociedad de asesinos a la que John Wick perteneció. ¿Entonces ya no hay artes marciales y armas? No no no, no vayas por ahí amigo. En esta película hay mas Keanu Reeves dando estopa por doquier que en todas las películas de su carrera juntas.
Chad Stahelski, este actor y coreógrafo de películas como Matrix o 300, vuelve a la silla del director, esta vez en solitario.
Normalmente las película de acción tipo Bourne, colocan la cámara demasiado cerca  para enmarañar y disimular que es el especialista y no la estrella del el film el que realiza la coreografía.
Ricardo Scamarcio, de nacionalidad italiana, visto en Burnt es el malo de la función. Sinceramente lo mas flojo del film. Teniendo a Ian McShane y a Laurence Fishburne a bordo, se decantaron por este jóven...bueno, es su elección así que apechuguen. Muy flojo. No está a la altura del resto del reparto.
Secundarios de lujo en este Wick 2 donde también pasaba por allí Common, no sé quien lo contrató, pero deberían despedirlos a los dos. Eso sí, destaca Ruby Rose, sin una línea de diálogo, su presencia y sus belleza eclipsan al mismísimo Reeves.
Laurence Fishburne a.k.a. Morfeo vuelve a reunirse con Neo. Se atisba lo que viene en la tercera parte entre ellos, pero tendremos que esperar dos años para verlo.
Sin hacer alerones, perdón spoilers (el corrector) os diré que esto es una trilogía y que ya estoy en el cine haciendo cola para ver como se resuelve un final que no deja en una posición muy cómoda a Wick.
Dura, sucia, violenta, en suma: deliciosa.
(Crítica realizada​ en el trayecto hacia Fuerteventura en el barco de Fred Olsen)
Un 9

sábado, 29 de abril de 2017

la crítica: 50 SOMBRAS MAS OSCURAS

Una breve sinopsis. El señor Grey no olvida a Anastasia y pronto reanuda su tormentosa relación.
De la intimidación al miedo, de la galantería a la obsesión. Una delgada línea separa el amor de Christian Grey por Anastasia de la absoluta locura.
James Foley toma el testigo dejado por Samantha Taylor-Johnson en esta obligatoria secuela del libro que ha borrado las huellas digitales de millones de lectoras.
Foley (Glengarry Glen Ross, The Corruptor) viene a dar un poco de sobria calidad al producto final. Un poco, no nos engañemos, pues estamos ante un estrenos tv de sobremesa con esteroides en el presupuesto.
Lo peor es que copia el esquema de la primera. No nos olvidemos que este es un trabajo de encargo, así que tenemos la escena del helicóptero para impresionar a Anastasia, pero la sustituimos por un Yate. Tenemos las consabidas escenas de sexo softcore para niños (como las de la primera parte) y una pareja que sigue pareciendo tan artificial como en realidad es.
Entonces ¿qué es lo bueno de esta secuela?
Solamente dos cositas:
Eric Johnson, el novio de Lana Lang en Smallville, es aquí el villano de la función, no le dan demasiados minutos, pero se merienda con papas y mojo canario a todos los que comparten una escena con él. Encima queda tocado y regresará para una futurible venganza.
Kim Basinger. A sus ciento y pico años (siglo arriba siglo abajo) sigue siendo la que mejor calienta al respetable, sin duda lo mejor de esta película, que eleva en sus escenas el escaso nivel de esta producción.
En suma, una secuela que mejora el olvidable arranque de esta trilogía y que prepara el terreno a una tercera parte que probablemente será la mas  emocionante de la saga.
Un 6

la crítica: GUARDIANES DE LA GALAXIA (Volumen 2).

James Gunn se desmarcó hace dos años de Los Vengadores dando a Marvel una visión cósmica y desenfadada de los héroes de los comics.
Ahora viene este Volumen 2, la crítica está diciendo: divertida, pero inferior a la primera.
ESTO ES SIMPLEMENTE MENTIRA. Esta secuela es infinitamente superior al original.
Segundas partes SIEMPRE fueron buenas.
Los Guardianes de la Galaxia se vuelven psicodélicos, pero no como en Doctor Extraño, no, estamos simplemente ante el mejor divertimento del año. Dos horas y 1/4 de auténtica felicidad, por el módico precio 4,90
(mas unos míseros 100 euros en palomitas y golosinas varias).
James Gunn demuestra que es el tío mas inteligente de la galaxia Hollywood. Tenemos a Tango & Cash (Russel & Stallone) tenemos también de vuelta a Michael Rooker (Yondu) que comparte de nuevo pantalla con Stallone tras "Máximo Riesgo" (Cliffhanger), pero encima se las ingenia para que su hermano Sean Gunn, sidekick de Yondu en la primera, cobre protagonismo y demuestre lo GRAN ACTOR QUE ES.
Esta secuela es todo lo que una pop corn movie debe ser. En las escuelas de cine se estudiará como ejemplo, será el manual en el que los próximos directores tomen como referencia para componer una OPERA POP que sirva de inspiración a cualquiera que ame el séptimo arte.
Guardianes de la Galaxia dos, no sigue el esquema Lucasiano, donde la segunda parte es
 mas oscura y profunda que la anterior. Gunn consigue hacer una película autoreferencial de la serie b de donde procede, dándole un giro de tuerca para que nadie salga decepcionado. Te vas a reír con esta película como nunca. Habrá que verla varias veces para entender todos los chistes, guiños y parodias encubiertas.
Groot es ahora Baby Groot. ¿Y es por eso menos divertido? Para nada. El tándem Rocket/Groot son los Riggs y Murtaugh del espacio, con chiste sobre cable rojo/cable azul incluido.
Chris Pratt vuelve a ser Peter Quill. Pratt estaba gordo/fondón/zampabollos/comeré donuts como si no hubiera un mañana, cuando audicionó para la primera parte. Le dijeron ¿puedes perder 25 kg en 3 meses? Y dijo Sí. Yo también sé que se puede.
El resto es historia. Aquí vuelve, pero ahora es toda una estrella del cine de acción. ¿Es por ello una diva que se come a los personajes secundarios? Para nada. Mr. James Gunn firma un guión donde todos tienen cancha para jugar. Quizás peor parada sale Zoe Saldana, en cuanto a número de frases de guión, pero ella lo suple con su encanto y su calidad interpretativa.
¿Qué coño os voy a decir yo sobre esta película? Que es mejor que la anterior y que a nadie va a dejar indiferente. Hacía tiempo que no veía una sala llena con gente riendo, llorando y aplaudiendo de absoluta felicidad.
No le pongo nota
No poseo una escala para esto. Sirva como ejemplo gráfico que ahora creo en el sexo tántrico, pues Guardianes de la Galaxia volumen 2, es un ORGASMO DE ALGO MAS DE 2 HORAS.
Seas o no fan de marvel, los comics, o el cine comercial, ve a verla. La felicidad tiene un precio. 4,90 euros.

jueves, 20 de abril de 2017

La crítica: ÓRBITA 9

Una breve sinopsis. Clara Lago se toma unas vacaciones espaciales sin Dani Rovira y se le rompe la nave, llama al técnico y viene Whisperer-man (Álex González) a arreglarla, y no solo arregla la nave con su herramienta...
Pues este argumento pseudo pornográfico da pie una de las películas mas serias de la ciencia ficción española. De padre libanés y madre española Hatem Kraiche debuta en el largo con esta Órbita nueve que también escribe.
Es una película con claras aspiraciones internacionales, no solo por su variopinto reparto, sino también por los exteriores y la calidad del producto final.
Kraiche firma y filma un guión bastante previsible pero al mismo tiempo es un soplo, una bocanada de aire fresco en un cine español que no suele apostar por la ciencia ficción por razones de presupuesto. Felicito desde aquí a Hatem (sé que el valora mi opinión) por el trabajo realizado.
A favor: un guión previsible pero resultón. La elección de Belén Rueda como secundaria de excepción. Una atmósfera plausible rica en matices. Una Clara Lago muy apartada aquí de su roles habituales, donde ahora sí, da el do de pecho, y se come la escena. Siendo el contraste de su preparación física para el papel en contraposición con la fragilidad que demuestra la personalidad del mismo, el mayor acierto del film.
En contra: Álex González. Whisperer-man ha vuelto. Este jóven actor tiene los mismos problemas que Miguel Ángel Silvestre. Un físico potente, una total inespresividad facial y sobre todo una voz apagada que hace que pidas a gritos unos subtítulos cada vez que habla.
Hecho mucho de menos el star system americano de los años 50. Donde los grandes estudios contrataban a jóvenes promesas y les enseñaban: canto, motricidad, baile y sobre todo dicción y declamación.
No se puede ser actor y hablar solo con la garganta. Tu voz debe salir del diafragma y del tórax ( la caja de resonancia). Si a eso le añades la nula dicción del protagonista, donde las oes no son cerradas y las consonantes se apagan como una vela entre dos puertas abiertas...tenemos una película cuya continuidad argumental queda rota cada vez que su protagonista abre la boca.
Con todo ello esta Órbita 9 merece un 7. Ánimo Hatem, ole tus huevos, quiero decir, bien por tu hombría demostrada al romper tabúes sobre la ciencia ficción y el cine español.

miércoles, 19 de abril de 2017

La crítica: LIFE

Fui a ver esta película con la idea preconcebida de que asistiría a un refrito de Alien y Gravity, y en cierto modo...así fue.
La historia es muy simple, una misión espacial tripulada recibe una muestra de vida de Marte. La cosa se desmadra y tienen que evitar a toda costa, que el extraterrestre llegue a La Tierra.
 Y al final ¿cual es el poso que te queda de una película como esta? pues simplemente te encomiendas a la virgen de Fátima y deseas que todo haya sido una precuela de Venom, el simbionte archienemigo de Spider-man.
Merece la pena detenerse un momento en este rumor desmentido ya por los propios escritores del guión Rhett Reese Paul Wernick, que curiosamente se están encargando además del libreto de la mencionada Venom.
La verdad es que sin duda funcionaría como precuela dentro del universo de Spider-man cuyos derechos siguen en posesión de Sony (que también produce esta Life), pero en la gira promocional los guionistas han dicho que esto no es así, y con eso debemos quedarnos​, ya sabes...amores a la fuerza no son posibles.
Volviendo a Life debemos fijarnos forzosamente en el diseño de producción, extremadamente meticuloso y realista, que nos introduce de lleno en la estación espacial internacional. La recreación es tan hiper realista que da miedo. Desde Gravity, no veía nada tan inmersivo y claustrofóbico como esto. ¿De qué manera el director Daniel Espinosa nos devuelve a que estamos ante un entretenimiento​ veraniego? Pues muy simple. Ya desde el minuto uno cuando se produce un impacto en el espacio y podemos oír el sonido del mismo. Y ya se sabe, que si no hay aire, las ondas acústicas no pueden propagarse.
Quedémonos con este nombre, Daniel Espinosa. Este director sueco de origen chileno ya había dirigido a Ryan Reynolds en la exitosa Safe House. Aquí vuelven a coincidir en un producto con menos aspiraciones artísticas y mucho regusto a serie b cara.
Ryan Reynolds. Amigo personal de Espinosa, embarca a su otro amigo del alma, el fabuloso Jake Gyllenhaal en esta digna space ópera.
Reynolds, se interpreta así mismo, o sea, es el chistoso del grupo. Esto mucha gente no  lo va a entender, pero voy a intentar explicarlo. Existen personas, como yo mismo, que adquieren su fuerza vital de las sonrisas que consigan arrancar a la gente que les rodea. Cuanta mas felicidad logre imprimir en los demás, mas recibe uno mismo.
Ryan está como siempre, impecable.
Jake Gyllenhaal, pues este casi infalible actor (ver el desastre de Southpaw), muestra aquí que sigue siendo la mejor opción dramática de su generación. Nada que reprocharle. Simplemente impecable.
Rebecca Ferguson. Compatriota del director y vista en Mission Impossible: Rogue Nation, estamos ante la el otro 50%  dramático sobre el que se sustenta este film. Ferguson es belleza pero es también fuerza. Es el hombre de la misión, aunque es mujer. Esto me ha gustado muchísimo porque Ripley si hay mas que una, porque el cine de acción comercial merece papeles como este. A dios gracias, pronto la veremos repitiendo con Cruise en MI 6.
Mención especial a los efectos especiales, los visuales son correctos, pero el sonido es sobresaliente.
En suma, una película comercial bien hecha, con buenos actores, que renuncia a la profundidad en favor de la tensión y el espectáculo. No es una obra maestra, pero creo que tampoco pretendía serlo.
Un 7

martes, 18 de abril de 2017

La crítica: FAST & FURIOUS 8

Una breve sinopsis. Toretto vuelve a ser el malo de la función (como en la primera​ parte)
y nadie sabe por qué ahora se ha vuelto contra su familia.
No voy a entrar en la polémica de twitter entre Johnson y Diesel. No sé quien la tiene mas grande, ni me importa.
Bueno, si la séptima entrega ya era una especie de Avengers Assemble, esta es simplemente un quiero y no puedo.
A golpe de encuesta decidieron​ que el malo de la octava debía ser Mr. Vicente Gasoil, de paso Helen Mirren puso en Twitter que le haría ilusión salir en esto, y ¿sabéis qué? por obra y gracia de un calzador gigante, aquí la han metido, (alerta tunning, digo spoiler) interpreta a la madre de Jason  Statham, que ahora es bueno (...).
Despropósito tras despropósito, la audiencia pedía el regreso del mejor villano de la saga, el señor Luke Evans, que regresa durante 12 segundos, el tiempo justo para coger el cheque e irse de nuevo al rodaje de "La Bella y la Bestia".
Jordana Brewster y Paul Walker (digital) ni aparecen, ni se les espera.
Charlize Theron se gasta el sueldo en estar mas irreconocible que René Zellweger en Bridget Jones 3.
La película no es mala si te lo tomas como una spoof movie (película que parodia a otras películas). Pero si la afrontas como el entretenimiento serio que aspira a ser, es sin duda la peor entrega de la saga. Un batiburrillo de chistes y peleas concatenadas para lucimiento a la mayor gloria de Grasaman (Gasoil) y  Anabolizanteman (Rock Johnson & Johnson).
El truco es hacer la trama tan estúpida y previsible que cada 10 segundos te veas forzado a hacer un giro de volante (los únicos que hay en la cinta).
Elsa Pataki sale un momentito y es sin duda lo mejor de las interminables dos horas y media que dura este cartoon.
F. Gary Gray (The Italian Job) firma su trabajo mas impersonal y de encargo.
Un truño infumable. Le doy un 4 por los chistes, que son lo mejor de Tha Fate of The Furious.


miércoles, 12 de abril de 2017

La crítica: LO QUE DE VERDAD IMPORTA.

Una breve sinopsis. Un veintiañero inglés dueño de una empresa de reparación de televisores llamada el curandero, es obligado por su tío a que pase un año entero en Nueva Escocia, a cambio pagará todas sus deudas.
"Lo que de verdad importa" se publicitó erróneamente como un drama infumable y  duro contra el cáncer.
Quiero empezar esta crítica diciendo que es una película amable, comercial, con mensaje y que todo el mundo debería ver, pues en mi humilde opinión, su visionado tiene propiedades terapéuticas (cura el alma).
Paco Arango, hijo de un magnate Mexicano y cantante pop ochentero en España, se retiró un día de la actuación y se dedicó a estudiar cine.
Después de crear un par de series en nuestro país y de una película de escasa repercusión llamada Maktub, se dispuso a escribir y dirigir esta que hoy os comento.

Lo que de verdad importa es un producto sólido, sin fisuras. Una película de calidad hecha con muy buen gusto. Mucho se ha hablado de que la recaudación iría destinada a la fundación Aladina, creada por el propio Arango, que ayuda a niños que tengan cáncer.
Esto abrió la veda a un público solidario y la cerró a todos aquellos que querían ver un entretenimiento de calidad. Esta es una cinta que todo el mundo debería ver. No me cansaré de de decirlo. Es una comedia amable, con mensaje y unas leves gotitas de dramatismo, que para nada enturbian el bouquet final de tu paladar al salir de la sala.
Los actores.
Jonathan Pryce es el nombre mas conocido. Este ACTOR tiene un papel cortito, pero lo luce de una manera que parece mas importante. Se adueña de las escenas en las que participa.
Jorge García (Perdidos) es el cura del pueblo. Un papel muy simpático, realmente divertido.
Camilla Luddington es Cecilia, la veterinaria y love interest del protagonista. Esta semidesconocida actriz curtida en Anatomía de Grey, da un cambio radical a su carrera asumiendo un protagónico en un film con ambición internacional. No lo hace nada mal. Transmite mucha dulzura y bondad.
Oliver Jackson es también bastante desconocido. Solo tiene en su haber secundarios sin relevancia alguna, pero en este papel da el do de pecho y se crece como nadie. Empieza siendo un simpático sinvergüenza para acabar siendo el salvador del pueblo y el suyo propio en una bonita historia de redención.
Arango acierta. Comercialidad y mensaje no tienen por qué ser términos excluyentes. En este caso son vinculantes. UN 10.




domingo, 9 de abril de 2017

La crítica: MÚLTIPLE

Una breve sinopsis. Un loco secuestra a tres niñas. Pronto verán que no es un perturbado común, sino mas bien un complejo criminal con múltiples personalidades.
M. Night Shyamalan (El sexto sentido, El bosque, El Protegido, After Earth) ha vuelto.
Estamos ante una película de terror en estado puro, carente de artificios y complejos efectos digitales.
James McAvoy soporta el peso de gran parte del film, que en su versión original se titula "Split" o sea, dividido. Pues esto es lo que le pasa a su protagonista que tiene veintipico personalidades conviviendo en su interior.
Para poder valorar y entender el trabajo de Mcavoy hay que verla en inglés, ya que no solo cambia los gestos y expresiones corporales con cada persona que habita en su interior, sino que también hay un gran trabajo en cuanto a voces e incluso acentos de cada una de sus personalidades.
La otra gran protagonista del film es Anya Taylor-Joy, vista anteriormente en ese gran fiasco que fue "Morgan" aquí renace de sus cenizas interpretando a una de las jóvenes secuestradas que sirve como vehículo para que el espectador empatice con el sufrimiento de la cautiva y sus intentos por liberarse. Muy buena actriz, habrá que seguir su futura trayectoria.
La otra gran estrella del film en sin duda el propio director Shyamalan y su inevitable cameo Hitchcockoniano. Pero vamos a centrarnos en su estilo. Nadie crea un suspense tan cardíaco como él, quizas Fincher, pero menos. Pues este norteamericano de origen hindú, vuelve a sus orígenes regalándonos dos horas de infarto que están circunscritos en el universo de "El Protegido". Este film funciona como prólogo de "Unbreakable 2". A estas alturas ya sabréis que Bruce Willis tiene un cameo como security-man (yo lo bauticé así), el superhéroe de comic que se sacó de la manga Night tiempo ha.
Alerta spoiler. No se revela que relación tiene el personaje de McAvoy con el de Willis, pero yo me juego el culo (al cual tengo especial aprecio por su perenne virginidad) a que McAvoy es el hijo de Willis, traumatizado por tener un padre inmortal.
¿La nota de "Split"? Un puto 10. Así sí.

martes, 4 de abril de 2017

la crítia: POR TRECE RAZONES

No suelo hacer reseñas de series, pero creo que esta lo merece. Los temas que trata son demasiado importantes para dejarlos pasar. Hablo de la depresión, de la soledad, del acoso, de todo aquello que en algún momento te ha hecho pensar en quitarte la vida, porque no nos engañemos, tú también lo has pensado, y tú también, ¿tú no? No mientas, tu tambien.
Hannah Baker ya no está entre nosotros. Antes de morir grabó trece cintas, una por cada persona que le falló, que le hizo daño, que la condujo al suicidio.
Trece razones es una serie de Netflix, producida por Selena Gómez y basada en el libro homónimo de Jay Asher.
¿Qué hace a esta serie distinta? ¿Qué la convierte en indispensable? La crudeza, la tremenda actualidad de los temas que trata, sobre todo en la adolescencia.
Clay, uno de los mejores amigos de Hannah recibe las cintas. Junto a él iremos descubriendo que le pasó, cuanto sufrió. Imposible no sentirse identificado con la protagonista en algún momento. Aviso: la escena del suicidio es tan fuerte como necesaria.
Kate Walsh (Private Practice) es la madre de Hannah. Ninguna sorpresa. Ella es perfecta​, comedia o drama, da igual. Sublime. Lloro al recordar el momento en el que encuentra a su hija. No es comparable, pero mi hija, mi perrita de once años murió hace unos días, y si me desgarró el  alma saber que ya no la volvería a ver, no quiero ni pensar lo que sería perder a un hijo.
Dylan Minette es Clay. Este jóven actor es el verdadero protagonista...no, no lo es. Es muy buen actor, muy dulce, seguro que hará cine, le seguiré.
Katherine Langford, ella es la protagonista, ella es Hannah. No es la mas que sale en la serie, pero es el sabor de boca con el que te quedarás en cada capítulo. Esta niña pasa por unas vejaciones  horribles, difícil elección tuvo el director de casting porque el reparto es sobresaliente, pero al ver la interacción de Langford con los actores mayores, en seguida te das cuenta de que esta es UNA GRAN ACTRIZ.
Netflix es sinónimo de calidad. No necesitas trece razones para ver esta serie. Solo necesitas una, tu propia vida.


domingo, 2 de abril de 2017

la crítica: EL FUNDADOR




   John Lee Hancock "Al encuentro de Mr. Banks", "Un sueño posible", se enfrenta a un trabajo de encargo concebido como vehículo de lucimiento  para el genial Michael Keaton.
Cuando me dispuse a ver esta película pensé que trataba del fundador de la famosa cadena de comida rápida, que equivocado  estaba. Este film es un biopic de Ray Croc, el hombre que convirtió al McDonald´s en lo que es hoy. Pero el director es meticuloso y para que tengamos un retrato completo nos cuenta también de una manera muy curiosa, casi a modo de comedia, su relación de amor/odio con los verdaderos fundadores del restaurant, los hermanos McDonald´s.

Hancock eligió a dos pesos pesados para encarnar a los hermanos que realmente fundaron la multinacional de los arcos dorados. Por un lado tenemos a Nick Offerman (Parks &Recreation) que interpreta a Dick McDonald, verdadero cerebro de la familia y creador del sistema Speedy (coreografía cronometrada y automatizada en la cocina del restaurante). La composición que Offerman realiza del raro de los dos hermanos es simplemente genial, a la altura del otro peso pesado elegido para encarnar a su hermano. Este no es otro que el secundario de lujo por antonomasia John Carroll Lynch, el "malo" de un millón de películas, (todavía mojo mis braguitas cuando recuerdo su papel en "Zodiac"), aquí se desmarca interpretando al "bueno" de los dos hermanos. Simplemente genial.


Laura Dern interpreta a la mujer de Michael Keaton en la cinta, no destaca demasiado, en general esta es una película de hombres, pero consigue con su minimalista sobriedad, dar luz a cada una de sus miradas, sin necesidad de iluminación artificial.
Vamos a hablar ahora de mi actor favorito desde "Pisa a fondo" Mr. Michael Keaton, no me gustó "Birdman", no me malinterpreten, él está genial, pero el falso plano secuencia me supera.
Michael Keaton es un vendedor ambulante en horas bajas, que ve en el McDonald´s una oportunidad de negocio, pues su sistema de comida rápida es revolucionario, pero la imagen que nos llevaremos de el personaje no es plana ni unidimensional. Este señor tenía sus luces y sus sombras. Gracias al carisma de Keaton veremos ambas. El otrora Batman  es aquí  capaz de encapricharse de un negocio, o una mujer y no parar hasta conseguirlo.

La nota: un 9, es demasiado complaciente con la figura de Croc.








martes, 28 de marzo de 2017

La crítica: COMANCHERÍA


Texas, en la actualidad. Dos hermanos atracan bancos. Uno es un loco despiadado, el otro lo hace para pagar las deudas y dejarles un futuro a su exmujer e hijo. Una pareja de Rangers se cruzará en su camino.
David Mackenzie dirige mi película favorita del año. Escocés de nacimiento, viene a Estados unidos a reinventar el Western moderno, porque no olvidemos que este es un film de bandoleros que huyen del Sheriff, bien podría haber sido en el far West, pero evitando el manido género lo lleva a su terreno para empatizar con el vulgo moderno.
Gran dirección de Mackenzie, pero no quiero olvidar al creador de este desolador universo. Taylor Sheridan firma un guión magistral, somero y duro, directo y sin ambages.
Vamos con las interpretaciones.
Jeff Bridges es un ranger en el ocaso de su carrera que no quiere retirarse sin coger a esta banda de poca monta. Ninguna sorpresa con Mr. Bridges. Un arqueo de ceja, una pausa en su speech, un leve roce de su pelo con sus dedos...ahorra 4 páginas de guión, lleva al extremo la máxima: menos es mas.
Ben Foster. Tampoco hay sorpresas con Mr. Foster. Siempre perfecto. No hay papel que se le resista a este metódico actor. El es el loco violento que roba por placer.
Chris Pine...UN MOMENTO, ¿Chris Pine? ¿en serio, el Capitán Kirk?
OJO CON MR. PINE, EL TAPADO DEL FILM, LA GRAN SORPRESA ACTORAL DE "Comanchería".
Para él ha sido el protagónico. No esperéis concesiones, no lo han afeado para que parezca menos estrella. Simplemente está impecable. Vaya riqueza interpretativa, quién lo diría, dios santo, ni Bridges ni Foster logran hacerle sombra. El soporta el 75% del peso neto de la cinta. SÍ SEÑOR, ASÍ SÍ MR. PINE.
Lo peor del asunto es que ha tocado techo. Nada de lo que haga en el futuro superará esto. Así que es una película de obligado revisionado.
Si el año pasado tuvimos Whiplash como sleeper. Este año tenemos Comanchería.
Un 10, una película esférica, sin aristas. Pura y cruda, como un vaso de leche directo de la tetilla de la V aca.
*Sleeper: término cinéfilo utilizado en USA para referirse a éxitos inésperados, ya sea de crítica o público.