Google+ Followers

martes, 28 de febrero de 2012

J. Edgar

A priori estamos ante un error. Clint Eastwood es un actor fantástico, un gran músico y un director genial, pero su otra incursión en el biopic (película biográfica) fue la fallida Invictus. Por lo tanto elegir a Eastwood para otra bigrafía sonaba mal a los estudios. Tampoco Leonardo Dicaprio era del agrado de los productores para el papel puesto que el señor Hoover no murió precisamente jóven y sirvió a su país durante 50 años, asi que un actor más maduro parecía una mejor opción.
 Contra todo pronóstico la película funciona, más bien como una obra de teatro con muchas escenas de plató y pocas de exteriores, que como la película de alto presupuesto, que debió ser y al final no fue.
 Dicaprio rebajó considerablemente su sueldo para que se hiciera con Eastwood a la cabeza, ya que  su gran amigo Scorsese se encontraba inmerso en su aventura digital tridimensional La invención de Hugo.
Vista la fructífera relación entre Dicaprio y Scorsese y lo bien que quedó el aviador uno espera más. Aún así es una gran película, con un Dicaprio que eclipsa a los demás miembros de la función menos a su madre, la increible Judy Dench, y un maquillaje que queda muy bien en el protagonista aunque canta mucho en su amante Clyde. Quiero detenerme un momento en la homosexualidad de Hoover. Este tema es tratado con elegancia pero uno echa de menos un poco más de osadía y no tanta corrección política en un asunto que fue lo más comentado durante toda su vida.

 Se cuenta con detalle la creación del f.b.i. y se menciona por encima la muerte de J.F.K.  y de john Dillinger. Esto es un acierto pues en Enemigos públicos de Michael Mann y jfk de Oliver Stone ya se han contado de sobra estos sucesos.
 El montaje es un tanto atropellado, personalmente hubiera preferido una cronología lineal como la del aviador.  Quedará para la posteridad como un retrato fiel a la vida de este personaje aunque un tanto cándido y naíf en cuanto a los asuntos más controvertidos de su violenta personalidad.
Mi puntuación es 7 sobre 10.