Google+ Followers

martes, 24 de abril de 2012

crítica: BATTLESHIP

Battleship: Taylor Kitsch sale de John Carter y aterriza en Hundir la flota. No se extrañen, no me he vuelto loco. Hasbro la marca juguetera dueña de transformers se atreve ahora a adaptar su otra joya de la corona, el juego de mesa hundir la flota. Para esta misión se ha elegido al actor/director Peter Berg que está especializado en películas de acción y efectos especiales, siendo su obra más recordada la  genial Hancock.
Top gun meets Transformers. Así se podría resumir esta película en la que un rebelde llamado Hopper se enamora de la hija del almirante y de la noche a la mañana se convierte en oficial de la marina. Su hermano es el chico perfecto y él es un desastre absoluto. En medio de todo esto y durante unos simulacros navales internacionales en Hawai llegan los extraterrestres. Dicho así parece otra tontá americana para pasar el rato...pues sí eso es lo que es, y no está mal...de hecho yo defiendo este tipo de cine espectáculo. Las pop corn movies o películas de palomitas, son aquellas que nos hacen desconectar de nuestra vida diaria y cual chute de heroína nos meten en un viaje de 2 horas fuera de la realidad, y sin duda esta lo consigue. Battleship además de espectacular, es gamberra e irreverente como lo son todas las películas del señor Berg.
 El guión es simplón, pero es que es lo menos importante en este tipo de cine. Aunque hay que destacar lo bien que se ha resuelto en la trama el introducir el juego de tablero por turnos y coordenadas que da nombre al film.
  Lo mejor es que no se toma en serio a sí misma y sí que pone especial empeño en lo verdaderamente importante en este tipo de cine: los efectos especiales, los alienígenas (de lo mejorcito que se ha visto últimamente), el sonido...la música, etc etc.
 Vamos ahora a hablar de las interpretaciones. Aprueban Kitsch, su hermano en la ficción Alexander Skarsgard, el japo ah! y el timonel muy gracioso este actor cómico Jesse Plemons. Hay muchos actores aborígenes de Hawai todos muy correctos.
   Suspenden Liam Neeson que está bastante perdido en la parte dramática e inusualmente divertido en la parte cómica y sobre todo Rihanna que no tiene ni idea y queda como la nota exótica del conjunto...pero nada mas.
Por todo ello le otorgo un 9 sobre 10.
Post data. Ver a los marineros jubulados de nuevo en activo con su viejo acorazado al ritmo de ac/dc...no tiene precio.