Google+ Followers

lunes, 25 de junio de 2012

La crítica: PROYECTO X.


Todd Phillips produce este inconfesado remake de Supersalidos, pasado  por el género de moda el Found Footage (material de archivo encontrado ). Este género inaugurado por la Bruja de Blair ha dado joyas de la talla de Cloverfield (monstruoso) o la más reciente Chronicle, y ahora debuta en la comedia. Esta película adolece de plausabilidad. En las mencionadas anteriormente varios de los personajes sostenían la cámara al contrario que en esta en la que solo uno de los chicos la maneja quedando relegado a secundario sin apenas rostro. Esto es positivo, solamente en el sentido de que el espectador se convierte eb el cuarto protagonista, al ser el cámara testigo directo de todo lo que sucede. Y al mismo tiempo se convierte en un elemento negativo ya que el mero hecho de que el cuarto chico esté en cada una de las escenas con su cámara al mismo tiempo es simplemente IMPOSIBLE pues sólo dios tiene el don de la ubicuidad. Esto no sucede en la muy superior Chronicle en la que la historia se compone con todas las cámaras por las que pasan los superhéroes de la historia (véase: cámaras de seguridad, de tráfico, etc....y también la propia de uno de los personajes) todo esto mucho más creíble desde el punto de vista logístico.
 Ahora vamos con la trama 4 chicos desconocidos (1 de ellos es el cámara por lo que apenas sale) deciden hacer una fiesta de cumpleaños salvaje  y de paso salir del anonimato. Esperan unas 200 personas pero se presentan 2000. La cosa se desmadra.
 Los actores son unos completos desconocidos, sin demasiada gracia, excepto Oliver Cooper que interpreta al carismático Costa (un personaje claramente inspirado en el verbodiarréico Shia LaBeouf).
Para mí lo verdaderamente original e innovador es como resolvieron el que los chicos tomaran drogas en la fiesta.
 El director es el debutante Nima Nourizadeh y uno de losproductores ejecutivos es el mítico déspota Joel Silver (Arma Letal, Matrix, Demollition man, etc, etc).
 Lo mejor: La apología de la diversión.
 Lo peor:   La apología de la diversión.
un 5 p-lao