Google+ Followers

lunes, 9 de julio de 2012

La crítica: SPIDER-MAN 3





He vuelto a ver Spider-man 3. Todos los críticos la destrozaron y muchos fans del comic se quejaron del tratamiento que se le dio a Gwen Stacy y Venom, ambos aquí muy diferentes al comic.
 Pues bien, me rearfirmo en lo que siempre he dicho...PARA MÍ ES LA MEJOR DE LA SAGA.
 Antes de que me crucifiquen déjenme que me explique. En la primera había un villano , en la segunda hay un villano, en el reboot hay un villano...pero en la tercera hay 4, a saber: el el hombre de arena, el duende verde jr., venom y Peter Parker (no me equivoco, Peter es el gran villano de esta entrega). Condensar en 2 horas y media cuatro historias con presentación, nudo y desenlace tiene mérito y ahí entra Alvin Sargent y sobre todo Sam e Ivan Raimi (los tres autores del guión).
 Vamos con la polémica. A todos les  gustó Thomas Hayden Church como Sandman...pero Gwen Stacy es tonta en la película y para nada es así en el comic. Luego está Eddie Brok jr. (Topher Grace), eligieron a un actor muy jóven para encarnar a Venom, pero amigos míos esto es una película y la esencia del comic está en cada uno de estos personajes.




Vamos con la historia. Un pequeño meteorito cae con un ser que se alimenta de tus malos sentimientos. Se aloja en el traje de spider-man y cambia la personalidad de Parker. Mary Jane tiene celos de la compañera de Peter Gwen stacy. Un ladrón cae en un experimento y se fusiona con la arena del mismo. Harry Osborn se convierte en el nuevo duende verde y culpa a Peter por la muerte de su padre. Todos estos elementos han sido encajados a la perfección con buena música, mejores interpretaciones, sentimientos, emociones y acción.



Además la pelicula cierra la trilogía con un final dramático nada comercial pero que une la primera con la tercera completando un círculo perfecto.
Sam Raimi es un gran fan de Spider-man, creció con un poster del superhéroe en su habitación, apostó por Tobey Maguire al que le puso un entrenador personal pagado de su bolsillo para luego llevárselo a covencer a los productores de que él era Spider-man.
 Los números: Spider-man 3 costó 250 millones de dólares (la más cara de la trilogía) y recaudó 890 millones en todo el mundo.



Conclusión: Nadie como Raimi para dotar a Spider-man de la tercera dimensión de la que otros presumen y no consiguen ni arañar la superficie. Nadie como Tobey Maguire para ser el héroe más humano que ha dado el cine, y por último nadie como Kirsten Dunst para ser la pareja, la mujer y el motor del héroe así como de la persona.
12 sobre 10.