Google+ Followers

domingo, 12 de agosto de 2012

La crítica: 1000 PALABRAS. (dedicada a Claudio).

Un compañero de trabajo al que dedico esta crítica me insistió muy y mucho para que viera esta película que tanto le gusto a él.
 A mí también me ha gustado mucho. Soy un fan declarado de Eddie Murphy desde sus inicios en el Saturday Night Live, pero me resistía a ver esta porque había leído que era horrorosa y que por eso el estudio la mantuvo en el limbo de las películas sin estrenar durante 2 AÑOS.
 Por fin llega a España (directamente a dvd y bluray) esta suerte de mentiroso com0ulsivo y como dios, con las que comparte muchos puntos en común, estos son: premisa mágica maldita y cómico que tiene que resolver el entuerto.


 Si bien mi amigo Claudio opina que sería perfecta para Jim Carrey, yo pienso que es perfecta para Mr. Murphy. En mi opinión este último es mejos actor, aunque muy encasillado en la comedia pero que muy de vez en cuando da una lección magistral de interpretación (véase Dream Girls).


 Comedia...pero no tanto. Mil palabras es una comedia con momentos dramáticos, ya que por una maldición el protagonista queda unido a un árbol sagrado. Cada palabra que Murphy pronuncie será una hoja caída del mencionado árbol. Cuando el árbol se quede sin hojas Murphy morirá.
 Con esta premisa nos encontramos a una estrella que llena la película en su totalidad eclipsando a los secundarios que quedan como meras comparsas (a excepción de la genial Allison Janney).


 Quizá este es el peor error de esta pelicula, el seguir y perseguir siempre en plano corto a Eddie Murphy y olvidarse por completo de personajes clave de la historia como su propio hijo.
1000 palabras está dirigida por Brian Robbins, que se ha especializado en dirigir a Eddie Murphy, ya quelo ha hecho en 4 ocasiones.
 Aún así es un film muy recomendable para ver en familia, en el que echo de menos  el histrionismo de Eddie Murphy y su mulotiplicidad de personajes de otras propuestas anteriores, dicho lo cual quienes más disfrutarán estas 1000 palabras son precisamente los no fans del señor Murphy.
7 sobre 10.