Google+ Followers

lunes, 13 de agosto de 2012

La crítica: BAJO AMENAZA.





Con un año de retraso nos llegala nueva propuesta de Joel Shumacher, capaz de lo mejor (Línea mortal) y de lo peor tambièn (El número 23).
 En este caso tenemos un thriller de suspense bien resuelto, comercial pero que demuestra que el director de Batman y Robin también es capaz de Batman 4ever.
  No está solo, se ha rodeado de "estrellas" como el hiperactivo Nicolas Cage, la toxina butolítica de Nicole Kidman (nick&nick), así como de secundarios de buen oficio entre los que destaca sobre todo Cam Gigandet (Rompiendo las reglas).
 Esto es una familia bien: marido, mujer e hija. El joyero adicto al trabajo, ella buenorra y aburrida, la hija: pijita con ganas de llamar la atención. Total, el estereotipo de la familia americana. Unos atracadores irrumpen en la casa y harán tambalear los cimientos de la familia perfecta.
Nicolas Cage (actor para mí sobrevalorado) está inusualmente creíble en el papel de judío adicto al trabajo. Nicole Kidman y Cam Gigandet todavía están mejor. Se respira la tensión sexual entre ellos.
La hija...olvidable.
Lo mejor: los planos Hitchconianos con los que se atreve Shumacher.
Lo peor: que no se liaran Nicole y Cam (falta una buena escena de cama).
6 sobre 10. Correcta.