Google+ Followers

viernes, 17 de agosto de 2012

La crítica: EL LEGADO DE BOURNE (´na cagá múgorda).




Frank Marshall, productor de casi todas las películas de Spielberg, y también productor de la saga Bourne ha descuidado por completo la factura de esta pastiche refrito que duerme a la sombra de Bourne.
La película está dirigida por el escritor de todas las de la saga Bourne Tony Gilroy (Michael Clayton, Duplicity).
 Yo soy fan de la saga, pero no me extenderé demasiado  porque no me gusta hacer sangre. Es una mala película carente de ritmo, de climax final y no toda la culpa es del director. El productor debe vigilar el montaje final, y parece que aquí nadie se ha dado cuenta de nada funciona. El guión es confuso no termina de explicar nada...una mierda como un piano.
 Todos los agentes tienen que tomar unas pastillas...si no las toman se vuelven retrasados....? vaya idea más ingeniosa! en Hollywood se les han secado los cerebros.
 La música es buena, el villano sale cinco minutos al final...no es precisamente Karl Urban, sino un actor oriental con cero carisma.
Jeremy Renner hace lo que puede, pero es que la materia prima con la que trabaja es pésima.
Rachel Weisz es sin duda lo mejor de la película, está genial muy bella y creíble como científica.
Los secundarios están SUPER DESAPROVECHADOS. El genial Scott Glen sale 0,1 minutos. Edward Norton está muy mal muy ambiguo (es malo...es bueno). Stacey Keach está muy bien.
Pero lo peor son los confusos flash backs de un montaje errático que mas que explicar el pasado del protagonista lo enmarañan aún más. Los miembros de la anterior saga salen un minuto cobran el cheque y se van.
Me pregunto por qué no hicieron un Bourne femenino con Niki (Julia Stiles) hubiera sido mucho más atractivo y le hubiera dado continuidad a su personaje.
Ah! se me olvidaba...cuando mejor está la cosa...va y se acaba.
3 sobre 100. No es el legado...ni siquiera la sombra de un minuto de cualquiera de las anteriores de Bourne.