Google+ Followers

lunes, 27 de agosto de 2012

La crítica: LOS MERCENARIOS 2.




   Lo confieso, odio la primera. No tenía ritmo ni guión, las interpretaciones eran pésimas (todas sobre todo la de Stallone) parecía un puzzle mal encajado y creo que la culpa era de Mr. Stallone que se ocupó de la dirección pero no de la factura del producto final.

 Segundas partes siempre fueron buenas.
 Voy como siempre a contracorriente. Pesadilla en Elm street 2, Terminator 2, Arma letal 2, El Padrino 2 y Los Mercernarios 2. Todas superiores a sus predecesoras.

 La culpa es de Mr. Stallone, que ahora si que renuncia a la dirección y cede la silla Simon West (Con-áir), que recupera el pulso de su debut y hace una montaña rusa en la que la vagoneta siempre está arriba de testosterona.
 Había leído que mataban a Rourke y luego iban a vengarlo...sí pero no. Rourke no sale pero el argumento es el mismo. Esta vez todo encaja. Un buen guión lleno de chistes y guiños referenciales a lo mejorcito del cine de acción de los 80. Si Bruce Willis le dice a Schwarzenegger "tu ya has vuelto muchas veces" él le responde "jipi kay jey hijoputa". Si sale Chuck Norris va y le apodan "lobo solitario"...¿por qué será?.

El villano. Jean claude van Damme al que debéis verlo en la magistral JCVD, compone un personaje lleno de matices muy alejado de los que suele interpretar en sus sempiternos roles de serie b. Aquí es un malo muy malo que sigue dando unas patadas voladora de cojo...fantásticas.

Jet Li sale poco...ná y menos, en su lugar una chica oriental muy maja que debería tener una historia de amor con Stallone que nunca termina de materializarse.

Dolph Lundgren está especialmente divertido, sus frases son muy buenas, no así las de Couture que queda relegado a la mínima expresión. También Crews tiene pocas oportunidades de lucirse pero las aprovecha mejor que Randy.

Stallone tiene mucho guión y sorprendentemente bien interpretado, además tiene numerosas escenas de acción y sigue en plena forma el jodío. Como en la primera tiene una relación pseudo gay con Jason Statham.
Chuck Norris está divertido y carismático al igual que Willis. No así Schwarzenegger que está viejo lento y acabado...pero solo en esta pelo que no se la ha curado nada.
Simon West hace una suerte de Con-air meets los Vengadores, y ensambla una aventura equilibrada e increíblemente  acertada en casi todos los aspectos.

Lo peor: Algunas leyendas que se pasean como sombras pesadas y viejas dando más pena que hostias. En concreto Arnold...muy desmejorado en esta cinta.
Lo mejor: Todo lo demás, el reirse de uno mismo, el aire de camaradería que se respira entre los más importantes y sobre todo el incombustible SYLVESTER  STALLONE. Chapéu!
9 sobre 10.