Google+ Followers

martes, 28 de agosto de 2012

La crítica: TED.





Seth Macfarlane, el hombre detrás de Family guy, Cleveland Show, etc, etc,  debuta en el largo de imagen real con Ted. Si os gusta padre de familia seguid leyendo, si no os gusta cerrad la ventana y poneos a ver la tele.

El insulso Mark Wahlberg ha sido el elegido para interpretar al protagonista de esta disparatada comedia, en el lado femenino tenemos a la fantástica Mila Kunis (That´s 70´s show) y el villano de la función es el genial Giovanni Ribisi, y no se me olvida Ted es Seth Macfarlane.

Wahlberg está bien en las pelis de acción y en los dramas tipo Boogie Nights o Infiltrados,  pero en mi opinión es demasiado inexpresivo para la comedia.
Quizá es lo más flojete del film, o quizá el director lo eligió precisamente para que no destacara y le robara protagonismo a la verdadera estrella de la función el osito Ted.

Kunis está siempre estupenda, me hubiera gustado que su compañero en esta cinta fuera el mismo de Con derecho a roce, el señor Justin Timberlake, con el que demuestra tener mucha más química, además tienen una edad parecida.

Ribisi hace una composición de un villano paródico del de El Silencio de los corderos (baile frente el espejo incluido), toda una lección de cómicos matices.

Ahora vamos con el verdadero protagonista, Ted. Macfarlane pone voz al infográfico osito, aquí hace lo propio Santi Millán y no lo hace mal del todo. Lo mejor de este osito es como siempre el guión lleno de guiños cinéfilos-frikis a las películas y series con las que hemos crecido los de la quinta del director.

Hay algunas cosas innovadoras como hacer guiños paródicos a escenas de películas que estaban parodiando a otras películas. Un ejemplo es Aterriza como puedas y la escena de Fiebre del sábado noche. (Hay que ver la pelo para entenderlo).

Total un capítulo de hora y media con el alma de family guy y el buen hacer de unos actores, a excepción de alguno sosete, que te harán olvidar los problemas y te harán recordar tu infancia con nostalgia.
15 sobre 10. No le quito nada a causa de Wahlber pues el resto suple sus carencias.