Google+ Followers

domingo, 16 de septiembre de 2012

La crítica: UN LUGAR PARA SOÑAR



Cameron Crowe (Casi famosos, Vanila Sky) es el director de la función, donde el mayor, o casi único protagonista es Matt Damon, que interpreta a un joven viudo ex-aventurero que decide invertir la herencia familiar en una casa a las afuera. Pero es que la casa está en una finca y esta finca es un Zoo, si un zoo, con tigres y leones y osos. Sin duda la obra más comercial de este irregular director Cameron Crowe, pero ¿es malo ser comercial? Depende. En este caso la comercializad viene de la malo de actores que normalmente trabajan en proyectos independientes a la vez que comerciales, esto es bueno, conjugar el arte con el entretenimiento. En este caso el resultado es un binomio perfecto. Nos encontramos con una comedia blanca, amable y de resultados extrapositivos. Quizá lo más negativo de la película, es que la candidez de la ejecución por parte de su director roza la tv movie.
   Es precisamente este ingrediente de comedia familiar sin ningún ápice de villano, malvado, o sombra de tragedia donde nos damos cuenta de que es un cuento que aunque basado en hechos reales no se parece para nada a la vida real, ya que en nuestra vida cotidiana no todo es tan blanco sino que más bien nos movemos en la escala de grises.
 A Damon le siguen Scarlett Johansson en el papel de una guapa y soltera trabajadora del zoo. Se convertirá de paso en el love interest del viudo Damon. Scarlett saca partido a su papel de ruda cuidadora y nos saca más de un a carcajada durante el film.
 Luego tenemos al fantástico Thomas Haden Church en el cómico papel de hermano contable y aguafiestas. Muy divertido en las pocas escenas en las que aparece.
 Y por último quiero resaltar en un papel secundario a Patrick Fugit que protagonizó otra cinta de Crowe "Casi famosos" y aquí interpreta a otro miembro de la plantilla que hereda Damon al comprar el zoo.
Quizá algo que no me ha gustado demasiado son las pocas dotes que demuestra Damon para la comedia, parece un pez fuera del agua. Así todo entretenida y para toda la familia. Comercial, pero buena.
7 sobre 10.