Google+ Followers

jueves, 11 de octubre de 2012

La crítica: CONTRARRELOJ.

Simon west vuelve a trabajar con Nick (sobreactuo todo lo que leo) Cage. Debemos recordar que este director debutón con este mismo actor en la muy entretenida "Conair". Luego bajó el listón con Tomb Raider y ha vuelto fuerte con "Los Mercenarios  2" y con esta que ahora paso a comentaros.
 El poster reza "12 horas, 10 millones y una hija secuestrada". No pinta mal. Pues esto es la peli. Nicolas Cage es un asaltador de bancos y padre de una niña. Su último trabajo sale mal, en su banda están Josh Lucas y Malin Akerman (muy poco creíble en este papel, nadie se traga que una chica como esta esté delinquiendo. Cage es detenido y pasa 8 años entre rejas, a la salida intenta recuperar a su hija interpretada por la bella Sami Gayle. Luego hay secundarios de excepción en el lado de los malos: Danny Houston y Mark Valley.
 Uno de sus cómplices, Lucas, le reclama su parte del dinero robado, Cage niega tenerlo, entonces se venga secuestrando a su hija. 12 horas tiene Cage para entregar  10 millones de dólares a su excompañero. El problema: Quemó el dinero antes de que lo arrestaran.
 El malo de la función, Josh Lucas se mueve  por la ciudad con la hija de Cage en un taxi. Simon West se las ha ingeniado para incorporar un pequeño homenaje al "Collateral" de Michael Mann con una escena calcada del original.
 Esta película es poco creíble pero en el momento de que consigues olvidar lo disparatado de su propuesta inicial y entras en ella como lo que es, un entretenimiento para pasar el rato, lograrás disfrutarla....y mucho.
 No te dará sueño viéndola, hay mucha acción y siempre están pasando cosas. Tendrás que estar pendiente siempre de tres factores.
1.- El padre que busca a su hija.
2.- El secuestrador que tiene a su hija.
3.- Danny Houston y Mark Valley (el F.B.I.) que dan palos de ciego intentando averiguar si lo que realmente quiere Nicolas Cage es recuperar el dinero por el que fue a la cárcel.
90 minutos que se pasarán en un abrir y cerrar de ojos.
 Todos los actores están geniales, destacando especialmente a Nicolas Cage inusualmente comedido y divertido en este papel de  padre/ladrón desesperado. También es justo destacar a Josh Lucas que interpreta a un tío totalmente pasado de vueltas, y como tal está sobreactuado, pero es que interpreta a un completo demente con lo que su sobreactuación le viene ni que pintada al papel.



 Quizá lo mas flojo del film es el personaje de Akerman que queda algo descolgado y resolver.
Amigos...."Los Mercenarios 2" y ahora esta "Contrarreloj" lo confirman. Simon West ha vuelto, y lo hace por la puerta grande. Ahora solo nos queda esperar la rumoreada tercera parte de "Los Mercenarios".
Hasta entonces esta propuesta merece un 9 sobre 10.
DIVERTIDA, ENTRETENIDA Y EMOCIONANTE.















Lo peor: la horrible peluca de Josh Lucas.