Google+ Followers

viernes, 26 de octubre de 2012

La crítica: MAGIC MIKE.



Al principio era reacio a ver este film. Una peli sobre strippers, no me atraía para nada. Pero entonces vi que McConaughey había aceptado un papel secundario y esto despertó mi curiosidad.
  Channing Tatum no es tonto, y eso se nota en la cuidada elección de las películas en las que interviene así como en las que produce, como es el caso de esta "Magic Mike". Basada (libremente) en sus inicios como stripper, ha elegido para dirigirla a su amigo Steven Soderbergh (Indomable).
 La jugada le ha salido redonda, con un presupuesto de solamente 7 millones de dólares ya lleva recaudados 158 millones en todo el mundo, convirtiéndola en la sorpresa (sleeper lo llaman los americanos) mas rentable del año, incluso ya se ha anunciado la secuela.
 Esta película guarda un paralelismo muy marcado con "Fiebre del sábado noche", hasta el punto de que se la podría considerar como un inconfesado remake.
 Mike-Tatum es un stripper treintañero con la cabeza bien amueblada, lucha por fundar su propio negocio y dejar el mundo de la noche, pero cada vez va a solicitar un crédito se encuentra una nueva traba. Un día conoce casualmente a el niño (Alex Petyffer) y lo introduce en el mundo de los strippers.
Tatum ha elegido para su proyecto mas personal a un reparto de estrellas que han cobrado según la escala salarial + un porcentaje de los beneficios de la taquilla. Podemos encontrar a Matthew McConaughey (el dueño del local),  Alex Petyffer, Joe Manganiello, Olivia Munn, etc.
 Lo mas importante del film es que mezcla perfectamente el espíritu independiente de su protesta con la comercialidad y el carisma de sus estrellas. Sobre todo Tatum que después de films como "Step Up" ha demostrado sobradamente que es un gran bailarín. Los demás hacen lo que pueden sobre el escenario. Memorable es el número de hip hop que se marca en solitario el protagonista de esta cinta.
 La música también juega un papel crucial para mostrar el ambiente de la noche y la locura de las chicas que se dejan los cuartos en los tangas de los fornidos protagonistas.
 Lo mejor es que ha sabido atraer al cine a las chicas y a sus novios. Ellas han ido a ver a los chicos y ellos han sido atraidos por el mundo en que se mueven estos bailarines que pasan la noche cada vez con una chica diferente además del dinero que ganan etc.
 Lo peor es el desaprovechamiento de los secundario como Manganiello.
 Una jugada muy inteligente del señor Tatum. Poco que decir del señor Soderbergh pues quizá sea este su trabajo mas impersonal.
8 sobre 10, entretenida, con final abierto....esperando la secuela.