Google+ Followers

domingo, 23 de diciembre de 2012

La crítica: EL HOBBIT, UN VIAJE INESPERADO.



¿Cómo superar lo insuperable? Peter Jackson no es James Cameron, este último reinventa el cine cada vez que dirige. Jackon tiene una carrera mas irregular con picos en alza como la trilogía del "Señor de los Anillos", para ligeros descensos como "King Kong", y declives como "Desde mi cielo" (sin duda el mayor desperdicio literario del siglo actual).
 Este irregular director ha optado por lo seguro, primero contrató a Guillermo del Toro para dirigir primera película, para luego despedirlo por discrepancias creativas (deltoro es mas oscuro e irreverente, no encajaba con la otra trilogía). Entonces decide tomar él mismo las riendas y dirigir las dos películas (sí, al principio eran 2), pero el neozelandés no pasará a la historia precisamente por su capacidad de sintetización, así que al final lo que eran 2 se convirtieron en 3 películas.
 Un viaje inesperado es esencialmente lo mismo que "La Comunidad del Anillo", tiene la misma estructura de presentación de los personajes, presentación de la aventura y batalla final, que sirve como preludio para la secuela.
 Los efectos han avanzado mucho, tanto que para que encajen con la otra trilogía han tenido que afearlos un poco, ya que quedaban demasiado limpios y perfectos, así como rebajar alguna de las texturas de piel de Gollum para que no luciese distinto al anterior (aunque se han lucido en la captura facial dándole expresividad sobrehumana).
 El guión está en mi opinión bastante desequilibrado, me explico. Los momentos de drama, de lucha épìca y de acción no están bien medidos, concretamente hay demasiadas veces en las que el grupo huye y acaban cayéndose todos juntos. Convirtiéndose esto en una estructura repetitiva y cansina, quizá mas lucha y menos caerse hubiera sido menos divertido pero mucho mas entretenido.
 El gran acierto de la película es la elección del actor para el personaje principal, el cómico británico Martin Freeman, el solito es un 70% del éxito del film. Ahora este joven Bilbo bolsón, es de Bolsón cerrado como Frodo pero mucho mas expresivo y encantador. No es que Elijah Wood no lo sea sino que Freeman es simplemente mejor.
 Gandalf ahora parece mas viejo, deberían haberle rejuvenecido con los efectos, pues no hay que olvidarse de que esto es una precuela.
 Otro descubrimiento es el rey de los enanos, interpretado por un genial Richard Armitage, un semidesconocido actor británico que da, de esta manera el salto a Hollywood.
 La música de Howard Shore es simplemente fantástica e incluso deja huecos para números musicales bien intercalados y que no chirrían en absoluto.
En definitiva una gran película a la altura de la anterior trilogía a la que yo particularmente le achaco la falta de innovación y unas situaciones algo repetitivas. Ah! y para los que dicen que es larga les digo que yo me pasé las tres horas que dura deseando que no se acabara...y eso amigos, eso es una buena señal.
9 sobre 10. Fucking Masterpiece.