Google+ Followers

martes, 1 de enero de 2013

La crítica: SIN TREGUA.



David Ayer debutó con la duramente genial "Vidas al límite" (de visionado obligatorio), tres años después volvió al tema de los policías y la corrupción con la no menos buena "Dueños de la calle".
Ahora completa su trilogía de los policías y la calle con este docuficción llamado "Sin tregua".
 Los protagonistas de esta cinta son Jake Gyllenhaall y Michael Peña, secundados por Anna Kendrick.
El tan de moda "found footage" (filmaciones encontradas), es la excusa perfecta para llenar de cámaras el coche de policía, así como los propios uniformes de los agentes.
 El film no funciona. No está suficientemente justificado que los policías lleven tantas cámaras, de hecho este tema está resuelto en una sola frase del guión en la que Gyllenhaal le dice a su compañero que es para un trabajo de cine, materia que él mismo está estudiando.
 Lo hace sin permiso alguno, pero esto no es lo único increíble, donde ya rizamos el rizo de la estupidez, es en que los malos también se dedican a grabar todas las fechorías que hacen, para que así si lo encuentra la policía o si alguno de ellos quiere traicionar a otro de la banda pueda tener pruebas para incluso auto inculparse (un verdadero despropósito).
 Una verdadera pena el método utilizado para contar esta historia de policías. Otro gallo nos hubiera cantado si simplemente se hubiera narrado cámara en mano como si de un documental se tratara.
 Por otro lado es una vuelta de tuerca mas a otro guión suyo "Trainning day", esta si que estaba bien hecha. Los intentos de David Ayer por dotar de realidad al film, lo único que consiguen es que uno no se crea este falso video aficionado EN NINGÚN MOMENTO, pues en el cine como en todo lo demás,menos es mas.
 De nada sirve que Gyllenhaal  Peña estén soberbios en sus respectivos roles, todo queda diluido en falsas improvisaciones  ridículas situaciones de bandas grabándose unas a otras.
 La película ha sido número uno en taquilla en los Estados Unidos, pero en  las encuestas a pie de calle la mayoría del público opinaba que no se creían la película, a parte de que se cumple el tópico de matar a las minorías étnicas y dejar vivo al prota por si hacemos una secuela.
5 raspao.