Google+ Followers

domingo, 17 de febrero de 2013

La crítica: LO IMPOSIBLE





Juan Antonio Bayona eligió después del Orfanato una historia basada en hechos reales para su próxima película. Yo era reacio a verla porque el reparto para representar a una familia española no me parecía el adecuado. Después de verla me reafirmo. Ewan McGregor y Naomi Watts no son la mejor elección para representar a una pareja española. Mis críticos mas acérrimos dirán que un reparto internacional ayuda a vender mejor la película. Tienen razón en esto, pero es que en España tenemos a los mejores actores internacionales del mundo, y además son pareja. Me refiero a Javier Bardem y Penélope Cruz. No quiero desmerecer a los actores internacionales, pero es que los nuestros son todavía mejores y me da mucha rabia que seamos nosotros mismos los que los menospreciemos.
 Después de esto quiero decir que la película funciona, que no resulta ni demasiado empalagosa, ni cae en la lágrima fácil. Este film es una gran película española, de la mano de un director que con pulso firme se ha hecho un sitio en el panorama internacional.
 La música resalta el drama y los momentos mas emocionantes quedan grabados en el subconsciente gracias a la conjunción de sus imágenes realzadas con esta maravillosa partitura de Fernando Velázquez, y ojo, grabada en los míticos estudios de Abbey Road.
  Los actores, están muy bien, Ewan, correcto Watts genial, pero el verdadero protagonista de la cinta, e hilo conductor de la historia es Tom Holland que interpreta al valiente Lucas, al que auguro un éxito impresionante en el futuro.
 El verdadero éxito de la película, a parte de los efectos la música, la interpretación es el guión de Sergio G. Sánchez, que junto a la maestría de Bayona, mantienen el suspense de si María salva o no la pierna hasta el final.
 Quiero hacer mención especial al maquillaje, verdaderamente bueno auténtico, creíble, visceral, natural y nada gore.
 La película es buena le pongo un ocho porque los dos puntos que le faltan para el diez son los de Bardem y Pe. Bayona, toma nota!