Google+ Followers

domingo, 3 de marzo de 2013

La crítica: SI FUERA FÁCIL



    Judd Apatow, padre de "Freaks and Geeks",  "Virgen a los 40" y "Lío embarazoso" (knocked up) coge a los cuñados de esta última para comvertirlos en protagonistas de este Spin off. Así pues su esposa en la vida real Leslie Mann, y el marido de esta en la ficción Paul Rudd son ahora el centro de la historia.
 Repitan las hijas de Apatow y Mann en el papel de las hijas de este matrimonio disfuncional.
 El título original es"This is forty", y de eso va la película, de la crisis de los 40 desde el prisma de un matrimonio rico que pasa por la coyuntura de la crisis económica mundial, al mismo tiempo que se dan cuenta de que no son felices en sus respectivas vidas maritales. él tiene que usar viagra para estar con su mujer, y ella odia cuidar de la casa y lleva una ruinosa tienda de ropa donde trabaja la hot chick Megan Fox.
 Nada por aquí y nada por allá, no aparecen por ningún lado ni Seth Rogen ni Katherine Heigl, los protagonistas de la cinta original. Ni siquiera los nombran. Creo que es el primer error de la película, pero no el único.
 Tiene un metraje MEGA EXCESIVO mas de dos horas para contar una historia que se cuenta en 80 minutos. Este es el gran problema, las situaciones no son lo suficientemente divertidas como para sostener por sí solas un metraje tan grande, aunque las interpretaciones de Rudd y Mann son mas que correctas, yo me declaro fan de toda esta tropa de cómicos, pero las improvisaciones no san tan brillantes como en otras propuestas de Apatow, ni tiene por qué estar siempre debatiéndose entre el drama y la comedia. Por ejemplo en "Hazme reír" si que funcionaba la propuesta ya que desde el principio sabíamos que nos enfrentábamos a una tragicomedia. Pero esta se nos ha vendido como una pseudo sechuela de "Knock up", y aquella era jodidamente divertida. Esta no lo es. Resultona, entretenida, pero no hilarante, al menos no lo suficiente para unas dos horas y pico interminables.
 Aún así el tener en algunos breves momentos a Jason Siegel repitiendo papel, podría ayudarnos a digerir el producto final, pero tampoco. Siegel pasaba por allí y dice un par de frases nada ingeniosas, y su vuelta a la escena general está cogida con unas pinzas muy finas.
 Me quedo de toda la película con una sola escena que recordaré siempre con cariño. Cuando los padres le dicen a su hija mayor que no necesita la tecnología para entretenerse. Los dos le explican que puede hacer un fuerte, o jugar con recordables, o empujar un neumático con un palo. Cada vez que la recuerdo me meo de la risa, y creedme que en estos momentos atesoro cada uno de los hilarantes recuerdos que me proporcionan las películas como si de oro puro se tratase.
 No,  no he pagado por verla y no creo que merezca la pena verla en el cine.
Un 5 raspao, mas por el cariño que les tengo, que por el resultado final.