Google+ Followers

sábado, 9 de marzo de 2013

La crítica: SI DE VERDAD QUIERES.



   David Frankel, guionista y director de "El séquito" además de  director de comedias de éxito como "El diablo viste de Prada" vuelve a trabajar con su musa Meryl Streep. Pero no se conforma con esta sino que suma a Tommy Lee Jones y a Steve Carell.
 Con mi desorden habitual voy a hablar primero del secundario de la función, el señor Carell. O lo odias o lo amas, pero este rey de la comedia lleno de tics y sobreactuaciones varias, se muestra aquí inusualmente contenido, sin ninguna improvisación de las suyas. ¿Y esto es bueno?, no, no es bueno, es buenísimo. Yo amo a Carell pero temía que no encajara, pero sí que encaja, interpreta a la perfección  a un terapeuta de parejas rotas. Sobrio, simpático y encantador.
  La pareja con problemas es la formada por Meryl Streep y Tommy Lee Jones. Duermen separados, no se tocan y del sexo ni hablamos.
 Meryl Streep: sin sorpresas, simplemente perfecta.
 Tommy Lee, tan bueno como Meryl, pero no tiene mucho mérito, siempre se interpreta a sí mismo.
La mejor virtud de esta película es no caer en la comedia de sal gorda, sino que se encarga de llenar de matices las pequeñas miserias que forman el hastío de un matrimonio de 30 años.
 Hay sitio para la comedia, y también para el drama. Lecciones de interpretación en la champions league de Hollywood. Unos personajes que son un verdadero regalo para sus actores y para nosotros que podemos disfrutarlos.
Una película de impecable factura que arriesga a mostrar el sexo en la tercera edad sin caer en lo burdo y lo zafio.
Un diez como la copa de un pino. IMPRESCINDIBLE.