Google+ Followers

domingo, 31 de marzo de 2013

La crítica: UNA BALA EN LA CABEZA.



Esto va de un par de asesinos que caen en una trampa, uno de los dos muere, y el asesino veterano tiene que hacer pareja con un policía asiático para deshacer el entuerto.
  Soy fan de Sylvester,  hasta  los talones. Me gustan todas sus películas TODAS, y esta también, aunque la verdad es que desde el punto de vista de la actuación estamos sin duda ante su peor trabajo. Cuando está en el coche con las manos en el volante, está bastante aceptable, pero cuando está de pie dándole la réplica a su compañero...está fatal, y la culpa no es toda de él. El director da por buenas, algunas tomas en que está simplemente ridículo. "John Rambo" "copland" "máximo riesgo" "f.i.s.t" "Rocky", son algunos ejemplos de que Stallone sabe hacerlo mejor.
 Walter Hill dirige. Suyas son : Límite 48 horas y su secuela, calles de fuego, etc, etc. O sea, que no es tonto, pero se ha demostrado que cae rápidamente en la desidia. Abandonó "supernova" y la firmó como Alan Smithee. Lo que quiero decir es que él es el responsable de dar por buena una toma, y tanto las interpretaciones de Stallone como la peleas denotan una desgana absoluta.
 Aún así la película funciona como una buddy movie a medias. El actor asiático que hace de policía y el villano Jason Momoa están muy bien. Stallone tienes sus momentos, pero en general, está fatal.
Luego hay un error de guión, hay un tatuaje que tiene una prostituta, y que también lo lleva la hija de Sylvester. Esta subtrama no está resuelta, el personaje de la prostituta simplemente desaparece del montaje final. Christian Slater también pasaba por allí y hace un papel bastante divertido, ahora que lo pienso, es la mejor interpretación de la pelo. Es un tío muy solvente.
 Mención especial quiero hacer del físico que luce el HIJO DE PUTA  de Sylvester. Está completamente seco, cero grasa, todo músculo COMO YO (pero justo lo contrario).
Un 5 raspao.