Google+ Followers

sábado, 13 de abril de 2013

La crítica: OBLIVION.












Oblivion. Olvido. Borrado de memoria obligatorio a todo técnico reparador de drones.
Eso es Cruise, un mecánico, que arregla unas máquinas encargadas de eliminar a los últimos invasores extraterrestres en un desolado planeta tierra. O al menos, eso es lo que el cree.
Joseph Kosinski debutó hace dos años con la infravalorada Tron Legacy. Para su próximo proyecto ha escrito u. Guión lleno de trampas. Un film profundo disfrazado de película veraniega de Tom Cruise.
Nada es lo que parece. Deudora de Blade Runner 2001 y Matrix, nos encontramos un film desigual, que dedica demasiado tiempo y repeticiones a explicar las cosas mas simples y poco metraje a definir personajes clave como este Morgan Freeman calcado en estética e intenciones al Morfeo de Matrix.
Aún con todo esto, la película será disfrutada a partes iguales por los fans de Cruise, como por lo ávidos de ciencia ficción de calidad.
Sobra un epílogo innecesario y absurdo que convertiría a Kurylenko en esposa de millones y millones de Tomas Cruises que en algún momento lucharía por su amor.
Por la descompensación en algunos personajes importantes y por el tedio en algunos casos del montaje, así como por el absurdo epílogo se queda en un 8,5.
Hubiera podido llegar al 10 porque Cruise está genial y la historia tiene mucha miga. Le echo toda la culpa al director porque produce escribe y dirige. Debió luchar por entregar un producto mas equilibrado que hubiera sido su particular obra maestra.
Con todo ello la recomiendo. Pese a sus fallos es muy buena.