Google+ Followers

martes, 3 de septiembre de 2013

La crítica: KICK ASS 2

Matthew Vaughn dirigió hace tres años una adaptación de este comoc gamberra y rompedora, cañera y divertida. Ha cometido el terrible error de no encargarse de la secuela, dejándola en manos de Jeff Wadlow (Cry Wolf, Never back down). Este jovem director, con la mejor intención del mundo, pone en pie una película que cuenta con los dos protagonista del original, pero pierde la frescura, el endiablado montaje y la música cañera que acompañaba a la primera parte. Además no está Cage, sí murió en la primera, pero esto es un comic y nadie muere del todo en los comics. Pierde también a Evan Peters, sustituido aquí por otro actor que ni se le parece. Aquí debo explicar que Peters y Aaron Taylor-Johnson están interpretando al Quicksilver en sendas adaptaciones de fox y marvel, con lo que hubiera sido un lujo volve a contar con ellos en pantalla.
 Jim Carrey se une al grupo en un pequeño papel que no le hace justicia, es demasiado corto para lo que merece este inclasificable cartoon humano. Gana también a Donald (Turk) Faison, el verdadero descubrimiento de la secuela, siempre carismático y divertido.
Lo peor del film, en mi opinión, es Johnson, que se ha preparado físicamente para el papel, pero ya no resulta tan creíble como Nerd, ahora es cool, y eso es lo que debieron explotar y no insistir en que es un estúpido inadaptado. De hecho el es tan cool como Hit girl y eso es lo que se apunta al final como posible futurible pareja de la "trecuela" ( este es mío). 
 Chriss Mint-Plasse está cojonudo como villano de la ficción, casi a la altura de su difunto padre de la primera parte. 
 Pero Wadlow no es Vaughn, falta el carisma, los chistes irónicos han sido sustituidos por violencia innecesaria. En definitiva una mala sombra del Kick Ass original que se queda en un quiero y no puedo. 
5 sobre 10.