Google+ Followers

lunes, 7 de octubre de 2013

La crítica: GRAVITY

Alfonso Cuarón no solo es el descubridor de Diego Luna y Gael García Vernal. También es el director de mi peli preferida de Harry Potter (prisionero de Azkaban) y de la película de ciencia ficción mas realista hasta el momento (Children of Men).
 Gravity es una "pequeña" película de 100 millones de dólares. Digo pequeña porque el 90% del presupuesto ha ido a parar a la parte técnica y el resto a las dos estrellas: la señorita Bullock y el señrito Clooney.
 Antes que nada he de mencionar el fabuloso guiño a Apollo XIII, ya que la voz del control de la misión no es otra que la de Ed Harris, que de algún modo repite su papel del film de Ron Howard. 
 Una breve sinopsis. Bullock y Clooney son dos astronautas en un paseo espacial que quedan a la deriva al ser su nave destruida por una lluvia de basura espacial, así como el resto de la tripulación de la misma. 
 Esta es na película de angustia y emociones, pero es una película. Así que se permite muchas (demasiadas) licencias en aras de darle un mayor dramatismo a la historia. 
 Bullock y Clooney harán juntos una parte del camino, sin duda la mas emotiva, luego ella tendrá que resolver solita la papeleta de encontrar una solución a las múltiples inclemencias que se le presentan durante los 90 minutos del film. 
 Desde em punto de vista interpretativo no tengo nada que criticar, símplemente perfectos. Simpáticos con mucha química y esperando el próximo proyecto que los vuelva a unir. 
 Desde el punto de vista técnico, nada que objetar, Gravity es en salto cualitativo y cuantitativo a todo lo que hemos visto anteriormente en cuanto a efectos fotorealistas y sobre todo a la inmersiva experiencia del 3d. 
 Desde el punto de vista narrativo: Alfonso Cuarón y su guión escrito a cuatro manos con su hijo Jonás, han logrado una película donde la cámara somos nosotros que flotamos alrededor de estos perdidos en el espacio. Unas veces soldados a su cuerpo y otras admirando a una cierta distancia la magnitud de lo que pasa a su alrededor. Aquí vuelve a jugar un papel protagonista el avance de los efectos digitales, con travelings y planos secuencia totalmente impensables sin los mencionados avances.
  Pero en este apartado de la narrativa si que tengo mucho que criticar. Se ha perdido el equilibrio entre la aplastante verosimilutud de su arranque inicial y el desarrollo y posterior desenlace de la historia. 
 Bullock se ha estrellado 2 veces en el simulador, y aquí vemos con asombro que no tiene que hacer absolutamente nada, que la reentrada es automática, que no tiene que hacer correcciones de ángulo para no quemarse en atmósfera. No solo esto, cuando la cápsula de la estación internacional no le sirve para volver a la tierra, va a la estación china, sin calcular ruta ni nada. Una astronauta novata en su primera misión espacial, cuyo cometido era reparar un satélite, se convierte en piloto. 
 Se han tomado demasiadas licencias obviando muchos aspectos técnicos del vuelo espacial y su posterior aterrozaje en la tierra. 
 Con todo ello le doy un 9 porque es una peli COJONUDA que nadie se debe perder.