Google+ Followers

viernes, 24 de enero de 2014

microfilm1

Se sentò a jugar al ajedrez con aquel extraño contrincante. Tras dos horas de intensa partida le dijo: "mate en tres movimientos"
El extraño tirò el rey y contestó: soy el diablo y he venido a por tu alma.
La cabeza del ganador golpeò el tablero al tiempo que exhalaba su última bocanada de aire.
(Microfilm1)