Google+ Followers

martes, 11 de febrero de 2014

La crítica: LA LEGO PELÍCULA

Una vez vi una película que me hizo recordar mis años mozos jugando con muñecos y haciendo películas imaginarias con ellos (algunas de ellas grabadas en vhs, oro puro).
 Ayer vi otra película que me hizo sentir la misma felicidad de mi niñez.
 Es un film para toda la familia, pero sobre todo es una experiencia para ver mas de una vez pues está llena de genialidades, visuales, de guión y guiños cinéfilos.
 Phil Lord y Christopher Miller (responsables de Infiltrados en clase y Lluvia de albóndigas) escriben y dirigen a cuatro manos esta genialidad, ya un clásico del cine moderno.
 Lego es un juguete presente en casi todos los habitantes de este planeta en algún u otro momento de su vida. A todos nos encanta porque une la habilidad para construir el escenario de tus juegos, con la imaginación de poder modificarlo y combinarlos con otros para que la experiencia sea siempre como la primera, fresca y novedosa.
  Y de eso va esta película, de seguir las instrucciones, lo correcto, lo establecido, o en palabras de steve Jobs, pensar diferente.
 Emmet (Chris Pratt) es un obrero de la construcción de lego, siempre sigue las instrucciones y pasa desapercibido, hasta que aparece en su vida Supercool (Elizabeth Banks) que le cuenta que es parte de una profecía, y que el es el elegido para salvar al universo Lego.
 La historia es la de Matrix, sí lo es, pero tiene su explicación, Lego es tan simple como la imaginación del niño que juega con él, y cada historia de lego está influenciada por las vivencias de la persona, las películas que ha visto, etc, etc.
  Tú que lees esta crítica, no pierdas mas tiempo conmigo, compra una entrada y ve a verla, mejor en 3d, pero igual de tierna en 2d. No olvides que está hecha en Stop motion, el mejor que he visto, muy superior a Pesadilla Antes de Navidad.
 Una película redonda, llena de imaginación y de  la tierna alegría que teníamos cuando jugábamos sin mas preocupación que nuestra madre nos interrumpiera con el bocadillo de nocilla de la merienda.
10, perfecta.