Google+ Followers

lunes, 21 de julio de 2014

La crítica: X-MEN DÍAS DEL FUTURO PASADO

Bryan Singer vuelve a la saga que le dio a conocer a todo el mundo, para ello como ya pasara en Star Trek Generations reune en un mismo film alos personajes del comic en diferentes épocas, esto es, la primera generación y la segunda.
 Elije el comic días del futuro pasado, que llevaba a pícara a viajar en el tiempo para solucionar un futuro apocalíptico en el que los centinelas exterminan a los mutantes, casi en su totatildad.
 Matthew Vaughn (kick ass) le allanó el camino dirigiendo la genial X-men first class, donde teníamos a los jóvenes x-men que servía como precuela de la anterior saga. Con parte del reparto de esta sumado con la original, Bryan Singer compone este circo de dos pistas del que sale ¿airoso?
Vamos a ver, no es una mala película, tiene que lidiar con egos de grandes estrellas ganadoras de sendos oscars y equilibrar los papeles de cada uno para que tengan la misma relevancia. ¿Lo consigue? sí, ¿es bueno que lo haga? no, para nada.
 El primer cambio es que ya no es Pícara la que viaja en el tiempo sino que la mente de Logan es enviada al pasado, esto sirve como excusa para que Lobezno sea el verdadero eje central de la historia, pero es que Jennifer Lawrence tiene un Oscar...ah! bueno, entonces tiene que tener mas papel, ¿cómo lo solucionamos? pues vamos a hacerla protagonista, otra patada al cómic, ahora Mística y su sangre mutante es la clave para construir los centinelas, pero es que Michael Fassbender es un valor en alza...pues vamos a darle mas peso en la historia, y así suma y sigue gaste el infinito y mas acá.
 Lo que mas me toca los cojones de la falta de coherencia de la saga es que Charles Xavier quedaba inválido en la anterior propuesta de Vaughn, pero es que soy Bryan Singer y me la suda la otra cinta, porque yo no la dirimí, así que pongo a andar al profesor X con la mísera excusa de que Bestia ha creado un SUERO que le hace andar ¡Tócate los huevos! pero es que Bestia de paso se ha convertido en Hulk ¿cómo te quedas?
 Pues eso, narrativamente una puta mierda, qué pena de actores al servicio de unos productores preocupados sola y exclusivamente por el vil metal.
 Vamos con las buenas cosas: ver a Iceman en plenitud, Mercurio (Quicksilver): todo un descubrimiento, sin duda Evan Peters es lo mejor de la peli y le pone el listón inalcanzable a su compañero de Kick ass Aaron Taylor-Johnson que interpreta el mismo papel en los Vengadores 2.
Peter Dinklage un actor que compone un personaje lleno de maliciosos matices.



Y para de contar, una peli de transición hacia una incierta Apocalipsis donde no de sabe si Bryan (amigo de los niños) Singer volverá a dirigir, ya que por ahora se encuentra apagado o fuera de cobertura.
Mi nota: Un 6 (siendo extremadamente generoso).