Google+ Followers

jueves, 14 de agosto de 2014

La crítica: GUARDIANES DE LA GALAXIA

Estamos dentro del universo marvel, en la escena post créditos de Thor 2 Benicio del Toro interpretaba al recolector y se hacía cargo de una de las gemas del infinito y también custodiaba al malo de esa peli. Esto servía de prólogo para Guardianes de la galaxia.
Chris Pratt es un actor cómico casado con Anna Faris y famoso por su sobrepeso. Hizo una audición ante Kevin Feige y James Gunn (el director) y pararon máquinas. Si rebajas tu peso en 30 kg eres el puto Star Lord, y Pratt lo hizo.
Bueno, tenemos a Star Lord que es Han Solo meets Indiana Jones. Un humano saqueador de trofeos con bolsa al hombro incluida, pero además es piloto de su propia nave (el milano) no se disimula para nada la inspiración Lucasiana. Ahora nos falta la chica, Gamora hija adoptiva de Thanos experta en lucha cuerpo a cuerpo. ¿A quién contratamos? Pues al avatar Uhura Zoe Zaldana (un Oscar para ella ya). Nos falta a un luchador que quiera vengar la muerte de su familia, pues cojamos al MMA Dave Bautista. Nos quedan dos miembros mas para.completar a los Guardianes. Groot, un árbol que habla pero siempre dice lo mismo, pues perfecto para Vincent Gasoil. Y por último el mas parlanchín: un mapache modificado genéticamente que es mas listo que el hambre. Tiene que ser el Phoenix de la gran pantalla, mr. Bradley Cooper.
¿De que va? Peter Quill  es un niño abducido por alienígenas poco después de despedirse de su moribunda madre. 20 años después se ha convertido en un buscavidas con mil y un recursos para salir de los embrollos en los que el mismo se mete. Le encargan que busque un orbe que encierra una de las gemas del infinito, pero pronto.adivinará que no es el único que la busca. Con alguno de estos que están tras la pista de la piedra tendrá que hacer forzoso equipo para que no caiga en malas manos.
Un momento clave es en la casa del recolector donde quedarán liberados mucho villanos del comic, incluido el malo de Thor 2.
¿Son estos los vengadores espaciales? No. Esto es otra cosa, es una película macarra que coge lo mejor de Star Wars y de la serie b de Roger Corman para hacer una Space Opera que todo el mundo pueda tararear.
Sin duda lo mejor del film son los bailes de Pratt que imita a Chris   Tucker cuando Tucker inmita a Michael Jackson. Una verdadera delicia. Los efectos especiales marca de la casa. Una banda sonora para quitarse el sobrero y unos personajes alienígenas mas humanos que mucha gente que conozco.
Un final cojonudo que es una puerta a la secuela llamada por mí provisionalmente. En busca de Star Lord senior.
No es un diez, es un ocho porque no está la métrica tan conseguida como en Los Vengadores, pero sin duda es un gran comienzo.
Lo dicho un ocho.