Google+ Followers

miércoles, 14 de enero de 2015

La crítica: BIG HERO 6




Soy fan de Marvel, pero he de confesar que no conocía este comic de estética japonesa.
Vamos con la sinopsis: dos hermanos muy inteligentes que se llevan unos 5 años entre sí se divierten creando robots alucinantes. El mayor de ellos estudia en una escuela avanzada de robótica y el pequeño  Hiro intenta entrar para seguir la estela de su hermano.
La película, al tratarse de animación podía haber sido mas fiel a la estética del comic original. Han captado la esencia, pero me gustan mas los dibujos que sirvieron como base que estos muñequitos recien salidos del Disney Infinity.
 La trama sirve como excusa para la creación de un nuevo grupo de superhéroes, los BIG HERO SIX. Estos muchachos con sus trajes cibernéticos lucharán por la justicia y erradicar el mal.
 La estrella: Baymax. Un robot enfermero con esqueleto de fibra de carbono y piel de goma inflable que construyó el hermano mayor de Hiro y que se convertirá en el fiel compañero de aventuras del grupo. Los mejores chistes son suyos, poniéndose celo en los agujeros y no desinflarse o probando su armadura a modo de caparazón.
 Los demás personajes cumplen, pero la verdad es que no he conseguido empatizar con la película. Me ha parecido demasiado infantil y simple, no como Los Inceíbles o Wall-e.
No me ha gustado, en ciertos momentos me he aburrido por lo previsible de la propuesta. Al villano ni lo nombro, por insulso e inocuo. No sé igual si la hubiera visto con veinte años menos, no sé. Es que no tiene el toque de Lasseter. No es un producto redondo, es muy desigual, quizá querían eso, hacer dinero y ya. Misión cumplida.
Lo peor ha sido la pérdida de identidad estética, os pongo una foto que ilustrará lo que digo.
A los críticos les ha gustado mucho, yo la tuve que ver de dos veces pues en la primera caí redondo. Pero bueno cuestión de gustos.
Un 5 raspadito.