Google+ Followers

martes, 13 de enero de 2015

La crítica: BIRDMAN

¿De que va? Una antigua estrella de pelis de comics ahora en horas bajas busca recuperar su éxito con una obra en Broadway.
Birdman fonéticamente en inglés suena muy muy parecido a batman.
Alejandro López Iñárritu (Babel, amores perros, 21 gramos) escribió este guión para Michael Keaton. 
 Keaton antiguamente fue una estrella gracias a Batman y Batman vuelve. Siempre fue un gran actor cómico, y cuando hacía drama también lo bordaba. Mis dobles, mi mujer y yo es su comedia mas divertida y la que demuestra su gran versatilidad como actor y su villano de Medidas desesperadas es también recordado con agrado y admiración.
Pues si Boyhood era un experimento, Birdman no lo es menos. La película debería llamarse Plano Secuencia o Sequence Shot pues toda ella lo es. Esto es sin cortes. No puedes contar los planos porque solo hay uno. 
Es obvio que se han utilizado efectos dijitales y claro oscuros para hacer continuos los cambios de secuencia y convertir el film en un gran fake. 
El fondo sobre la forma. Iñárritu busca en este fake (de la forma) en crear un ambiente falso, como lo es el cine, el teatro y sobre todo el mundo de los actores. 
El fondo. Esto es lo importante. Una sátira mordaz, un paralelismo visceral entre el Birdman y Batman de Keaton. Y sobre todo un guión en consonancia con unos actores de lujo. 
Edward Norton es el coñrotagonista. No en vano rechazó hacer mas películas de Hulk por no creer en la fórmula y hacerles la vida imposible a los de Marvel. En esta película mete mas de una pulla a la casa de las ideas. 
Naomi Watts tiene un papelito resultón como partener de Keaton en ma obra de teatro. 
Emma Watson recién salida de The amazin Spider-man 2 tampoco ha sido elegida por casualidad. Su interpretación no desmerece nada ante Keaton y Norton. 
Zach Galifianakis demuestra que también sabe hacer drama. 
Realidad y ficción se mezclan en esta obra de cine dentro del cine dentro del teatro. Keaton cree que puede volar y lo hace a menudo. Se ha vuelto loco como el Johnny Weissmuller de Tarzán. 
 A mí me ha aburrido bastante. El guión es genial y hay mucha crítica a la fórmula del cine actual, de como endiosa a sus estrellas para luego abandonarlas como juguetes rotos. Es la forma. Ese único plano secuencia el que me ha aburrido. Alejandro la pensó así y suya es la película. 
Yo he cogido cinco minutos de la misma y la he dividido en planos para luego montarlos y gana mucho en fluidez. El sabrá. 
Le doy un 7 porque el jodido plano secuencia me arruina la esperiencia cinematográfica.