Google+ Followers

lunes, 12 de enero de 2015

La crítica: BOYHOOD


Hace 5 años me enteré de que Richard Linklater estaba rodando un proyecto secreto. En realidad habían empezado  en  2002. Cada año se reunían por unas semanas y filmaban una película que contaría la adolescenceia de un personaje desde su niñez. Pero el mencionado niño no sería interpretado por distintos actores durante su crecimiento, además los otros actores de la película tampoco cambiarían. Serían los mismos. Envejecerían mientras el niño se hacía adulto. El actor elegido para ser el patriarca fue su fetiche Ethan Hawke. Hawke es mi actor favorito. He crecido con él. Desde exploradores pasando por "el club de los poetas muertos", "reallity bites", "gattacca" o "sinister". Todas obras maestras gracias a la veracidad de sus interpretaciones.
La madre es Patricia Arquette. Ella si sale durante toda la película pues al principio de la misma se divorcia de Hawke y se queda con los niños. 
El protagonista de la función es el desconocido Ellar Coltrane. Linklater apostó duro por este niño apenas sin experiencia pues tenía que crecer ante la cámara y ser tan bueno de adulto como lo fue de niño. ¿Cómo lo hizo? Pues simple. Buscó a un clon de Ethan Hawke en exploradores.
 El niño que se hizo actor. Coltrane empieza con unas tímidas interpretaciones de niño, muy naturales, como si de un juego se tratase. A lo largo del m


etraje del film vemos como este evoluciona hasta el punto de estar a la altura de sus padres en la ficción. Sin duda un gran descubrimiento que dará mucho de que hablar. Pero sin duda la gran tapada de la cinta no es otra que la propia hija del director de la misma, la señorita Lorelei Linklater, otra semidesconocida que se enfrenta a la primera media hora del film con absoluta frescura igual que las de Coltrane. A medida que se hace mayor, si eres hetero, te enamorarás de ella, si no lo ers...también lo harás.
 El hilo conductor de Boyhood no es solo en niño, yo diría que en realidad el motor de la película son las distintas relaciones por las que va pasando su madre, y sobre todo lo que sufren sus hijos al lado de un padrastro alcohólico y maltratador.
 Todo aquel que haya sufrido el divorcio de sus padres pod´ra empatizar con los personajes de una manera especial.
 Sin duda esta innovadora apuesta/experimento de Richard Linklater no defraudará a nadie, e instaurará un nuevo género en el cine, yo lo he bautizado como biosamepic. Esto podría hacerse siempre con actores adultos, pero es del todo innovador haber contado la adolescencia de un chico desde su niñez sin cambiar a la persona que lo interpreta.
 El señor Richar Linklater siempre ha sido innovador, les recomiendo desde aquí su trilogía "Antes de amanecer"
Boyhood 8,5. Una historia un poco floja con unos actores soberbios, todo un acierto de su director.