Google+ Followers

sábado, 17 de enero de 2015

La crítica: DESCIFRANDO ENIGMA.




La persona que nadie imagina capaz de nada hace cosas que nadie imagina.
Esta frase resuena en todo el metraje de este biopic que narra la vida de Alan Turing, el inventor del primer y rudimentario ordenador y artífice de que los aliados ganaran la segunda guerra mundial.
Enigma era la máquina que los alemanes utilizaban para enviar mensajes cifrados durante lgran guerra . Winston Churchill organizó un grupo de criptógrafos capaz de descifrar lo indescifrable. 

Charles Dance se baja un momento de su trono para encarnar al rudo comandante que recluta a Turing. Su interpretación como siempre da miedo. De lo buena que es. 
Mark Strong es el James Bond de la función. Interpreta a un agente del Mi 6 que apoyará a Turing desde el principio. Nada que objetar, un papel secundario el hace que brille.
Matthew Goode es un famoso jugador de ajedrez que se convertirá en buen amigo del protagonista. Goode está muy lejis de los papeles que suele interpretar. Por primera vez hace de un adulto yo diría que incluso mayor que su edad real, pero da el pego el hijoputa, quiero decir que está muy bien asentado en esas mimbres.
Keira Knightley Esta bella británica tiene el papel de una mujer revolucionaria para su época donde las féminas eran educadas para ser secretarias y casarse, ella marcará la diferencia.
Morten Tyldum es un director noruego que dirige con mano dura y rígido clasicismo un biopic lleno de flashbacks que consigue intercalar en su metraje con una habilidad y exactitud milimétricas. Un diez para un futuro gran director que ya es una promesa cumplida.
Benedict Cumbertbatch es Sheldon Cooper, no es una errata. Alan Turing inspiró al personaje Sheldon Cooper, y se nota. Cumbertbatch es un actor camaleónico, pasa de Sherlock a Khan en un abrir y cerrar de ojos. Imposible no querer ser la mitad de buen actor que es él, este papel le va a al pelo por razones que no puedo desvelar, nominación al Oscar incluida, que espero que gane. Sobre todo hay que verlo en versión original.
Un diez. La disfruté muchísimo.