Google+ Followers

martes, 6 de enero de 2015

la crítica : EL HOBBIT (LA BATALLA DE LOS 5 EJÉRCITOS)

Vamos con el tercer capítulo de la precuela del "Señor de los anillos". Si la segunda era aburrida hasta decir basta, y la primera era un calco de la comunidad del anillo (solo el número musical era novedoso) ahora nos encontramos con la mas comercial de la saga. Los críticos la destrozarán, pero no nos engañemos amigos, yo solo soy un humilde taxista/cinéfilo/bodyboarder/neurótico, y por lo tanto yo la he disfrutado como un enano (de la terra media).
 El Hobbit 3 empieza donde acabó la 2, el dragón arrasando (con la vida) la aldea y Luke Evans intentando matarlo. De paso el rey de los enanos está en el castillo del dragón y hasta que no encuentre una piedra azul no estará tranquilo. Bilbo la tiene y se la entrega al rey de los elfos, y se forma el lío.
 Esta peli es la mas corta de la saga, puede que no lo sea a efectos reales de tiempo, pero se te pasará volando. Todo va rapidito y corriendo, no sea que nadie se nos duerma (como yo mismo en la segunda). Peter Jackson firma un producto de cine de acción y efectos especiales al estilo Wachowsky disfrazado de película de reyes y leyendas. A mí no me engañas Peter, has cogido todos los comentarios de Twitter que ponían a parir la segunda y has ido uno por uno dando al pueblo lo que pide  el pueblo. Pedían mas acción, menos Gollum y mas run baby run, y se lo has dado.
 El peligro de este pastiche de efectos y peleas audienciocomplaciente no es otro que el efecto Indiana Jones 4. O lo que es lo mismo la PÉRDIDA DE LA IDENTIDAD DE LA SAGA.
 A Spielberg le pasó lo mismo con Indiana Jones 4, le dio al público lo que quería (extraterrestres) hizo mucha pasta Y UNAS CRÍTICAS NEFASTAS.
 Yo aplaudo el judaísmo velado que demuestra Jackson en esta entrega, queriendo hacerla la mas comercial (lo consigue) dando un espectáculo que te dan ganas de volver a ver (yo ya he ido dos veces) y anhelar la edición especial extendida como agua de Mayo.
 Por lo tanto, tenemos a los mismos actores dándolo todo, tenemos a un director inspirado que ha hecho lo que le da la gana engañando a  los productores de Warner y New Line y demostrando que si le dan las herramientas necesarias este pequeño hijo de puta neozelandés y su "pequeña empresa" weta digital van a dar mucho de que hablar a partir de ahora, porque esto deja el listón (en cuanto a entretenimiento palomitero) tan alto, que espero que lo próximo que dirija sea el episodio VIII de Star Wars.
El fallo: el abuso del retoque de efectos especiales hace que haya caído en la tentación de retocar las interpretaciones de los actores, añadiéndoles temblor ocular y labial en las escenas mas emotivas. NO PETER NO NO HAGAS ESTO, es un fake de mal gusto.
Un 9,99 periódico puro. (Pure newspaper).