Google+ Followers

miércoles, 14 de enero de 2015

La crítica: EL JUGADOR.

He comentado mas de una vez mi teoría de que el director es el que grita corten, es el que da una toma por buena y por tanto es el responsable de sacar lo mejor a sus actores, cambiarlos si es necesario y de dejar para la posteridad un producto digno. Este es el mejor ejemplo. Rupert Wyatt director del Origen del planeta de los simios consigue lo imposible, arrancarle una buena interpretación de sus entreñas a un escuálido Mark Wahlberg.

El jugador: Mark Wahlberg interpreta a un profesor de literaturia procedente de una familia rica que se dedica a jugar por las noches: Black Jack, poker, ruleta, parchís, lo que sea, si hay dinero de por medio.

Muchos verán en esta película un paralelismo con la sobrevalorada  Leaving Las Vegas, si se parece un poco, pero es mejor que aquella. La historia es mas complicada, es también una espiral de autodestrucción, pero el protagonista riza el rizo pidiendo a tres prestamistas diferentes para no pagar a ninguno e ir perdiendo el dinero de cada uno de ellos incluso cuando va ganando.
 Su madre no es otra que Jessica Lange que interpreta a la hija de un multimillonario, y que está harta de prestarle dinero a su hijo, aunque lo hará de nuevo por última vez. Un papel de dura matriarca nada sobreactuada de una mujer que perdió su belleza hce muchos inviernos pero fue recompensada con una presencia que llena la pantalla.
La chica de la función es Brie Larson. Esta jóven californiana interpreta a la alumna de Eahlberg. No desentona en absoluta. Está a la altura de los tiradores con los que se bate el acero.
John Goodnan es uno de los prestamistas. En uno de esos secundarios que solo el sabe bordar. Su memorable frase en la peli es "a la alturabde que te jodan". Genial como siempre.
Me he reservado al mejor para el final. Yo no soy fan de Wahlberg. Ha actuado en buenas películas casi siempre por debajo de sus parteners. Salvando Boogienights, infiltrados y esta que estoy comentando el jugador.
Ha perdido 25 kilos para interpretar a un adicto al juego. Lo hace de puta madre. Además también cuadra en su doble faceta como profesor de literatura. Quien lo diría. Marky Mark ACTOR.
Pues sí. Lo es. Aquí lo demuestra haciéndonos olvidar esa memez de transmelasopla 4.
Aquí no hay efectos. Un hombre. Un plano corto. Una cámara. Verdad desgarradora. Como teatro callejero. Una peli de puta madre. Un jodido 10.