Google+ Followers

martes, 6 de enero de 2015

La crítica: Noé

Darren Aronofsky (Pi, The westrler, El cisne negro) es capaz de lo mejor y de todo lo contrario. Con un presupuesto de 125 millones de dólares y un reparto inmejorable (Russell Crowe, Jennifer Connelly, Emma Watson, Anthony Hopkins y Logan Lerman) se propone adaptar la historia bíblica de Noé.
¿Qué puede salir mal? TODO.
UN TRUÑO COMO EL SOMBRERO DE UN PICADOR valiente porquería. Unos efectos especiales de risa. Malos hasta decir basta. 
El problema está en el intento de dar veracidad a un texto que nadie podría creerse a base de actores que se ponen intensos. En contraposición a esto tenemos unas rocas gigantes parlantes recién salidas de Los Fraguel Rock.  Esta mezcla provoca la hilaridad del respetable en mas de una ocasión.

Si te fijas bien en Logan Lerman y Emma Watson (las ventajas de ser un marginado) ponen muchas veces cara de aguantar la rusa, no es para menos. 
Un despropósito total que ha doblado el presupuesto en la taquilla a base de grandes nombres y un conjunto mediocre, muy mediocre.
Un 1 (generosamente regalado). 
Peli para católicos.