Google+ Followers

lunes, 2 de marzo de 2015

la crítica: KINGSMAN (servicio secreto).





Matthew Vaughn (Kick-ass, X-men first class) es fan de los comics, pero sobre todas las cosas es un fanático del cine de espías, y este es su gamberro homenaje.
Quien haya visto first class sabe que Michael Fassbender luce como Sean Connery en James bond.
Pues esto es Kingsman James Bond meets Kickass.
Una breve sinopsis: la sastrería kingsman es una tapadera para el servicio secreto del rey (mi5 es el de la reina), llega sangre nueva al servicio secreto.
Colin Firth es el espía estrella de los Kingsman, tras la muerte de Lancelot, así que hay que reclutar un nuevo agente, el propone que sea Eggsy (Taron Egerton), hijo de un compañero que salvó la vida de Firth.
Colin Firth pierde veinte kilos para el papel de su vida, sin duda nunca ha estado tan jodidamente divertido y sobriamente desatado, no le darán el Oscar pues es un film irreverente, pero se lo merece.
Taron Egerton. Ha nacido una estrella. Este semidesconocido inglés lo tiene todo, es jóven, atleta, gracioso, serio, carismático y sobre todo SABE ACTUAR. Sin duda oiremos mucho y bueno de este tipo en el futuro.
Michael Caine hace un gran homenaje a Harry Palmer, el espía que encarnó en cinco fabulosas películas, sin duda es un pequeño papel que solo él consigue hacer lucir como si de un protagonista se tratara. Genial maestro.
Mark Strong tiene un papel casi tan importante como el de Firth, siendo el responsable de la parte técnica y táctica de los Kingsman. Divertidísimo, hilarante, siempre solvente ACTOR.
Samuel L. Jackson es el villano de la función, una suerte de Steve Jobs conoce a Bill Gates mientras habita el cuerpo de Ice Cube. Jackson es malvado, histriónico, cecea al hablar, es todo un personaje, no tiene desperdicio.
Pero la verdadera estrella de la función es Matthew Vaughn. Yo soy fan de este tipo, así que no esperen objetividad.
Matthew Vaughn es coguionista de la película, pero no es solo eso, este film se sostiene gracias a su personaldad. Todo con un envoltorio de seriedad y pompa para que a poco que rasques la superficie encuentres al mayor GAMBERRO CINÉFILO DE LA HISTORIA DEL CINE. Todas las películas de espías son en mayor o menor medida referenciadas en Kingsman: Harry Palmer, James Bond, Jason Bourne, etc, etc.
No lleven a sus hijos a verla, no es para mayores pero tiene un humor grueso, negro, gore y salvaje.
La escena de la iglesia e sin duda la mejor escena de acción y excesos que he visto en mi vida- Solo  por ella ya merece la pena ir a verla en el cine, varias veces. Hoy vuelvo a verla, y no será la última vez que lo haga.
Normalmente puntúo de cero a diez, pero anuncio que he cambiado mi escala. Desde ahora puntúo de
cero a Vaughn. Mi nota: 100% Vaughn. Fantástica.