Google+ Followers

miércoles, 15 de julio de 2015

La crítica: TERMINATOR GÉNESIS


Una buena premisa que un destripador trailer se encargó de arruinar. 
Este film es otro claro ejemplo de como los trailers a veces se cargan el climax de la película. La publicidad de Terminator Génesis mostraba como un robot atacaba a John Connor como el Agente Smith de Matrix atacaba a Neo. 
Pero no solo es un error de publicidad, es aún peor, es un error de guión. En el minuto 10 de la película ya nos muestran esto, con lo que el final se revela como previsiblemente inevitable. 
¿Entonces merece la pena ver esta quinta entrega?
La respuesta es: sí
La cinta está plagada de defectos de guión e incongruencias narrativas, pero el interés por revisitar los momentos claves de la primera y la segunda desde otro punto de vista y con personajes invitados a la fiesta para la ocasión justifican el visionado de esta Génesis. 
Lo peor: 
El reparto. A parte del mencionado guión
tenemos un delirante reparto encabezado por una Emilia Clarke que nada recuerda a Sarah Connor. Es mas joven. Mas guapa, mas bajita y nada, pero nada andrógina. ¿Por qué no escogieron a Lena Headey que tan bién lo hizo en Las crónicas de Sarah Connor?
Jai Courtney. Me encanta este actor, pero ¿se parece en algo al Kyle Reese original? La respuesta es absolutamente en nada. 
John Connor es Jason Clarke. Este sobrevalorado actor de cara imposible  da vida a John Connor. ¿Se parece en algo a Christian bale? En nada. ¿Por qué no llamaron de nuevo a Christian Bale? Seguramente por razones económicas, pero viendo cono se ha convertido en el villano de esta función se antoja mas que adecuado para las  hechuras  de Bale.   
En fin. Si Arnold es rejuvenecido digitalmente cuando es menester. Si recupera su icónico papel...
¿Por qué coño no hicieron lo mismo con el resto del reparto?
La tecnología oernite el retoque digital para que todos lucieran también como lo hace el T-800 de Arnie, pero han decido tomar otra dirección. 
El director es Alan Taylor, y se encargó de arruinar Thor 2, aquí vuelve a demostrar su flagrante irregularidad. 
 Lo mejor: volver a ver con los ojos de un niño los momentos mas relevantes de la 1 y la 2. Y el intento de borrar la tres y la cuatro. 
Lo peor: todo lo demás. 
Le pongo un generoso 6.