Google+ Followers

domingo, 3 de enero de 2016

La crítica: POINT BREAK

Kurt Wimner escribió el guión del Point Break original, de su primer remake no declarado (fast & furious) y de este remake oficial de Point Break.
Recordar que aquí se llamó Le llaman Bodhi, título que se ha obviado completamente ahora, lo cual me parece todo un acierto, así la gente la verá como un film con entidad propia.
Me declaro abiertamente fanático del original dirigido por Kathrin Bigelow, tanto es así que me se los diálogos, pudiendo hacer un doblaje exacto durante cada revisionado del mismo, ¿freak yo? sí, y a mucha honra.
Vamos con una breve sinopsis: Johnny Utah es un deportista multidisciplinar de alto riesgo, que se culpa a sí mismo de la muerte de un compañero suyo. Entra en el FBI  e investiga un caso de unos ladrones que practican todo tipo de deportes, pronto entablará amistad con el lider de la banda, el carismático Bodhi.
 El semidebutante Ericson Core asume la gran responsibilidad de no estropear el original, y sale bastante airoso, consiguiendo un film mucho mas complejo, mas ambicioso y de obligado visionado en glorioso  3d. ¿Es una película redonda? no, pero casi. ¿Es mejor que el original? no, no lo es. Pero si por un momento nos olvidamos de la sombra de la primera película...tenemos que el Point Break de 2015 es una película de puta madre, que todo el mundo va a disfrutar como a SOLO PICTURE y no como el hijo bastardo que algunos puristas verán en ella.
Luke Bracey es Utah, ¿es mejor que Keanu Reeves? pues bastante mejor, porque su personaje es mas complejo y atormentado, y Bracey aporta mas dimensiones que las del seco Reeves.
Ray Winstone es Papas: aquí Gary Busey componía un personaje mucho mas real, humano, y loco. Winstone pone la mano y cobra el cheque.
Delroy Lindo es el jefe del FBI: se come cada escena en las que sale, dando al film el empaque necesario.
Teresa Palmer es Samsara: el equivalente al personaje de Lori Petty en el original. Es lo peor de la película, no por culpa de ella, que está fantástica, sino porque queda desdibujado, no sabemos si es la novia de Bodhi, o su hermana. Pero tiene el giro mas rompedor y sorprendente de la historia.
Édgar Ramírez es Bodhi: ¿Cómo superar a Patrick Swayze? fácil, no puede, ni lo consigue, ni lo intenta. Édgar es distinto, y prefecto para este nuevo Bodhi de 2016.
Mucha gente verá este film como una mera excusa para disfrutar de deportes de alto riesgo en el cine y en 3d. Detengámonos un momento en este punto. ¿Y si solo pretenden eso? esta no es una película trascendental, que te haga pensar demasiado. Este es un divertimento de lujo, pura adrenalina, que  coge como base una película redonda, y a partir de ahí toma su propio camino. ¿Es este un mal camino? para nada. Logra su propósito, adaptar el original a la generación Youtube. No es perfecta, hay algún personaje (como el millonario) que no están bien rematados, pero con todo una pop corn movie con todas las de la ley.
Un 9, olvida el original, esto es otra cosa, ¿mala? no...COJONUDA!!!
ALERTA SPOILER: Yo la habría terminado poniéndole las esposas a Bodhi (estoy seguro de que ese era el final que querían darle ahora) y algún ejecutivo gilipollas la cagó.