Google+ Followers

viernes, 25 de noviembre de 2016

La crítica: INDEPENDENCE DAY Contrataataque

Una breve sinopsis. En un universo paralelo, la tecnología que nos dejaron los aliens de la primera entrega ha dado un impulso a la raza humana, pero eso llama su atención y vuelven para eliminarnos.
Roland Emmerich y Dean Devlin vuelven con la secuela de Independence Day.
¿Por qué no la habían hecho antes? Por Will Smith, que tras Id4, Men in Black y Bad Boys se había convertido en una estrella impagable. Fox quería hacerla por 150 millones y con el Príncipe de Bel Air la cosa se ponía en 200. Total, renovación a medias en el reparto y un guión lleno de guiños autoparódicos al humor fascista de la primera entrega.
 Emmerich están en forma y firma un producto bastante mas fresco que el original en un género que parecía que ya no podía dar mas de sí.
El gran error de la primera, que se olvidaba del resto del mundo que no fuera América, queda subsanado en "Resurgence" donde hay actores coreanos e indues dando una pincelada multirracial a los USA pre Trump. Además los monumentos volatilizados por los extraterrestres son mas cosmopolitas que nunca.
El gran acierto es mezclar realidad con ficción. De este modo nos encontramos a un expresidente Bill Pulman olvidado por todo el mundo y que reclama su papel en esta historia  (real como su vida misma).
El personaje de Will Smith ha muerto, pero su hijo no es el héroe que lo sustituye, ese peso recae en Liam Hemsworth. Little Thor es un valor en alza que demuestra un carisma y un peso específico  que nadie le reconocía hasta el momento.
Jeff Goldblum está de vuelta. Su personaje está metido con calzador pero no nos engañemos, sin él esto no habría vuelto a ocurrir. Es la verdadera estrella de la función y no hay nadie que consiga hacerle sombra.
La película es un 9. Un sleeper que nadie esperaba y que amenaza cerrar la trilogía en 2018.
Imprescindible verla en 3d.