Google+ Followers

sábado, 7 de enero de 2017

la crítica: UN HOMBRE SOLTERO

La ópera prima de Tom Ford (Animales nocturnos) confirma mi teoría de que la flauta no sonó por casualidad.
Colin Firth es un profesor inglés de literatura en la California de los 60. Es gay en una época en que estaban casi proscritos y trata de sobreponerse de la pérdida de su pareja.
Julianne Moore es una rica glamourosa, juntos se hacen compañía mutuamente.
Mathew Goode interpreta al amante fallecido de Firth, al que vemos en una serie de flasbacks.
Los actores están mas que correctos, destacando la sobriedad de Colin Firth y su absoluta credibilidad en cualquier personaje que interpreta.
Me voy a detener mas en Tom Ford, ex diseñador de Gucci da el salto a la dirección en esta genialidad que encima adapta para el cine el mismo, basándose en la novela homónima,publicada en 1964 por Christopher Isherwood.
Ford compra los derechos en 2007 con la firme intención de llevarla a la gran pantalla.
El estilo de Ford. Pues aquí podría extenderme una hora o mas. Empieza siempre sus películas con una frase "fundido a negro" seguidamente de un fundido a blanco en pantalla. La vocación de este nuevo director de cine sigue siendo 50% estilo 50% narración. Con esto quiero decir que no se limita a contar historias de una manera plana y cronológica, sino que sus cintas transcurren en lineas temporales paralelas, plagadas de dobles montajes y de imágenes oníricas.
La música es un personaje mas en este film y acentúa el drama del mismo.
El gusto por la forma no tiene por qué eclipsar al  fondo y Tom Ford es la prueba viviente de ello. Ha venido para quedarse saludemos todos a este gran director que está demostrando que el cine comercial americano puede ser también independiente y de calidad.
La nota: 9