Google+ Followers

domingo, 9 de abril de 2017

La crítica: MÚLTIPLE

Una breve sinopsis. Un loco secuestra a tres niñas. Pronto verán que no es un perturbado común, sino mas bien un complejo criminal con múltiples personalidades.
M. Night Shyamalan (El sexto sentido, El bosque, El Protegido, After Earth) ha vuelto.
Estamos ante una película de terror en estado puro, carente de artificios y complejos efectos digitales.
James McAvoy soporta el peso de gran parte del film, que en su versión original se titula "Split" o sea, dividido. Pues esto es lo que le pasa a su protagonista que tiene veintipico personalidades conviviendo en su interior.
Para poder valorar y entender el trabajo de Mcavoy hay que verla en inglés, ya que no solo cambia los gestos y expresiones corporales con cada persona que habita en su interior, sino que también hay un gran trabajo en cuanto a voces e incluso acentos de cada una de sus personalidades.
La otra gran protagonista del film es Anya Taylor-Joy, vista anteriormente en ese gran fiasco que fue "Morgan" aquí renace de sus cenizas interpretando a una de las jóvenes secuestradas que sirve como vehículo para que el espectador empatice con el sufrimiento de la cautiva y sus intentos por liberarse. Muy buena actriz, habrá que seguir su futura trayectoria.
La otra gran estrella del film en sin duda el propio director Shyamalan y su inevitable cameo Hitchcockoniano. Pero vamos a centrarnos en su estilo. Nadie crea un suspense tan cardíaco como él, quizas Fincher, pero menos. Pues este norteamericano de origen hindú, vuelve a sus orígenes regalándonos dos horas de infarto que están circunscritos en el universo de "El Protegido". Este film funciona como prólogo de "Unbreakable 2". A estas alturas ya sabréis que Bruce Willis tiene un cameo como security-man (yo lo bauticé así), el superhéroe de comic que se sacó de la manga Night tiempo ha.
Alerta spoiler. No se revela que relación tiene el personaje de McAvoy con el de Willis, pero yo me juego el culo (al cual tengo especial aprecio por su perenne virginidad) a que McAvoy es el hijo de Willis, traumatizado por tener un padre inmortal.
¿La nota de "Split"? Un puto 10. Así sí.