Google+ Followers

martes, 4 de abril de 2017

la crítia: POR TRECE RAZONES

No suelo hacer reseñas de series, pero creo que esta lo merece. Los temas que trata son demasiado importantes para dejarlos pasar. Hablo de la depresión, de la soledad, del acoso, de todo aquello que en algún momento te ha hecho pensar en quitarte la vida, porque no nos engañemos, tú también lo has pensado, y tú también, ¿tú no? No mientas, tu tambien.
Hannah Baker ya no está entre nosotros. Antes de morir grabó trece cintas, una por cada persona que le falló, que le hizo daño, que la condujo al suicidio.
Trece razones es una serie de Netflix, producida por Selena Gómez y basada en el libro homónimo de Jay Asher.
¿Qué hace a esta serie distinta? ¿Qué la convierte en indispensable? La crudeza, la tremenda actualidad de los temas que trata, sobre todo en la adolescencia.
Clay, uno de los mejores amigos de Hannah recibe las cintas. Junto a él iremos descubriendo que le pasó, cuanto sufrió. Imposible no sentirse identificado con la protagonista en algún momento. Aviso: la escena del suicidio es tan fuerte como necesaria.
Kate Walsh (Private Practice) es la madre de Hannah. Ninguna sorpresa. Ella es perfecta​, comedia o drama, da igual. Sublime. Lloro al recordar el momento en el que encuentra a su hija. No es comparable, pero mi hija, mi perrita de once años murió hace unos días, y si me desgarró el  alma saber que ya no la volvería a ver, no quiero ni pensar lo que sería perder a un hijo.
Dylan Minette es Clay. Este jóven actor es el verdadero protagonista...no, no lo es. Es muy buen actor, muy dulce, seguro que hará cine, le seguiré.
Katherine Langford, ella es la protagonista, ella es Hannah. No es la mas que sale en la serie, pero es el sabor de boca con el que te quedarás en cada capítulo. Esta niña pasa por unas vejaciones  horribles, difícil elección tuvo el director de casting porque el reparto es sobresaliente, pero al ver la interacción de Langford con los actores mayores, en seguida te das cuenta de que esta es UNA GRAN ACTRIZ.
Netflix es sinónimo de calidad. No necesitas trece razones para ver esta serie. Solo necesitas una, tu propia vida.