Google+ Followers

domingo, 30 de julio de 2017

La crítica: SPIDER-MAN HOMECOMING




Una breve sinopsis: Spider-man regresa a su Queens natal, tras debutar como vengador en Civil War. Tony Stark está siendo su mentor. En su camino se cruza El Buitre, que se dedica a traficar con la chatarra alienígena chitauri.
Spider-man Homecoming, hace referencia a que el personaje regresa a Marvel gracias al acuerdo firmado entre Sony (propietaria de los derechos de explotación del personaje) y Marvel, creadora del mismo. Tras dos películas con Andrew Garfield en el papel del héroe arácnido, Sony decidió utilizar la tercera C y cambiar el tercio. Tom Holland es ahora Peter Parker. Tras una breve y exitosa aparición en Civil War ahora es él quien recibe todo el peso de la cinta. Estamos ante la primera película ochentera de Marvel. Si te gusta John Hughes (Todo en un día, 16 velas, la chica de rosa, etc) vas a flipar. El treinteañero Jon Watts (Cop Car, Clown) se encarga de la dirección, pero no está solo, se ha traído consigo la pluma de sus amigos Jonathan Goldstein y de John Francis Daley (actor en Bones, aquí coguionista).
Un siglo después, Hollywood sigue estando en manos de Judíos, lo cual me congratula enormemente (nadie hace humor como ellos).
Los secundarios. Jacob Batalon es Ned. Mejor amigo en el mundo real de Holland (comparten piso) es el gran descubrimiento de esta nueva encarnación de Spider-man. Contrapunto cómico del héroe, roba escenas a cascoporro. Hilarante hasta la médula.
Laura Harrier es Liz. El love interest de Parker, este personaje está muy poco desarrollado y solo sirve como nexo de unión entre el héroe y el villano de la función.
Tony Revolory es Flash. Absolutamente prescindible. Plano. Óbvialo.
Zendaya. Aquí si hay temita. Esta chica es otra roba escenas. Tiene muy pocas frases, pero es tan divertida como Ned.
Marisa Tomei vuelve a ser tía May, tras Civil War. Le han dado un papel muy reducido. Una verdadera pena, espero mucho mas de su interacción con Peter en la secuela.
Jon Favreau (director de Ironman 1 y 2) vuelve a interpretar a Happy Hogan. El secretario/chófer/guarda espaldas de Stark. Sigue en forma. Imposible no reírte con sus improvisaciones.
Los protagonistas.
Robert Downey Jr./ Iron Man: pues lo que te he dicho, el mentor de Spider-man, sin mucha chicha...
Michael Keaton/Buitre: tras las dos primeras Batman del cine y Birdman, vuelve a interpretar a un personaje alado. Keaton es sin ninguna duda el mejor villano de Marvel. Porque no sabe que lo es, porque le mueven inquietudes tan nobles como proteger a su familia, su casa y sus trabajadores.
Gran ACTOR, una delicia constante, plano a plano, temible a la par que adorable, la perfecta dualidad del archienemigo por antonomasia.
Tom Holand/Peter Parker. Inglés con fake NY accent. Divertido, fresco, la perfecta encarnación de nuestro amigo y vecino Spider-man.
Esta película es un 10, como teenmovie ochentera, y un 7 como integrante de la Casa de las Ideas.
Hay verdaderos aciertos, nunca abordados antes en películas de Spider-man, como por ejemplo, todas las veces que Parker debe correr, en barrios donde no hay rasca cielos. Pero le falta dramatismo y profundidad. Esto es Disney puro y duro. Hay muy poco margen para asímilar las motivaciones de nuestro héroe. Lo dejan a la altura de un niño que quiere ser un Vengador a la voz de ya. En mi opinión Spider-man es mas inteligente y mas responsable. Aquí es un nerd un poco tonto...
Pero bueno, te digo a tí que me lees. Si calzas entre 30 y 40, te encantará esta nostálgica comedia ochentera.